El concejal del PJ de Tres de Febrero, Alejandro Collia, analizó el escenario político en el distrito, con críticas a la gestión de Diego Valenzuela y ponderaciones al rol del justicialismo en la construcción de una alternativa a Cambiemos.

Collia diferenció la gestión del Legislativo con la del Ejecutivo municipal. “El Concejo logró un salto de calidad con la voluntad de cada uno de los concejales”, dijo, y manifestó: “El presidente del HCD -Sergio Iacovino- es un hombre de diálogo, que trató de mantener el funcionamiento del cuerpo de una manera aceptable”.
A pesar de su consideración sobre el trabajo del Legislativo, el edil dijo que “hay una tendencia a no hacer prosperar las propuestas de la oposición”.

El ex ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires se refirió al conflicto que se dio en estas últimas semanas a razón del inicio de las obras del programa AMBA Salud. “Es una propuesta mejorable a la que hemos apoyado, pero hay una debilidad muy fuerte del gobierno local en lo que hace al desarrollo de la misma”, lanzó.
Collia habló de marketing y poco cambio en el modelo de salud, al momento que ponderó la extinta Unidad de Pronta Atención de Martín Coronado -UPA- ahora llamada Centro de Salud Illia, la que se desarrolló “para casos de complejidad creciente, y que fue abandonada con el objetivo de invisibilizar lo que habíamos desarrollado”.

“El financiamiento del AMBA Salud arranca con la problemática del aporte de fondos por parte de la Provincia, que cesa después de dos años como también pasa con el SAME, por lo que habrá que crear impuestos para sostenerlo”, explicó el también secretario de Salud del partido de La Matanza.
“Pudimos reducir una tasa municipal para el SAME que iba a ser de 40 pesos y finalmente será de 25 pesos, y eso demuestra que a pesar de que el intendente pretenda desentenderse de las políticas nacionales y provinciales, es el ejemplo más claro de la transferencia del gasto al bolsillo de la gente”, exclamó el edil en comparativa con los tarifazos nacionales.

Además, Alejandro Collia dijo que el peronismo, desde la oposición, a nivel nacional impulsó un proyecto de modelo universal de atención primaria para la población sin cobertura médica, idea que no prosperó, al igual que en la Provincia no avanzó la Ley de Salud.

“Cambiemos juega a la posverdad con el agravante de la soberbia”, entiende el concejal del PJ, “con propuestas que se han desvanecido en menoscabo de la confianza de la gente que creyó que iba a estar mejor”.

También Collia cargó contra la gestión en cuanto a infraestructura municipal, puntualizando en la problemática obra de reforma integral del barrio Derqui en Caseros, “donde los vecinos te dicen que están peor que antes”, y lo mismo pasa, dijo, en Ejército de los Andes o Pablo Podestá, “con un montón de obras que quedaron inconclusas”.
“Se gastaron millones de pesos cuando en Tres de Febrero habría otras prioridades”, dijo el ex funcionario bonaerense, el que habló de la necesidad de elaborar un plan estratégico para los próximos 20 años.

La política de seguridad del gobierno de Diego Valenzuela también fue punto de crítica: “Con índices de delincuencia y muertes en situación de robo, mientras el secretario Juan Manuel Lucioni fue citado tres veces al Concejo Deliberante, acciones que demuestran un fracaso muy importante”.

“Hay una intención política de cambiar las reglas del juego porque todas las encuestas demuestran que Mauricio Macri tiene un rechazo importante en la consideración del ciudadano, por eso quieren separar la elección de la provincia de Buenos Aires para lograr mejores resultados”, expresó Alejandro Collia, al momento que criticó “los baches del gobierno de María Eugenia Vidal, con menos escuelas que en 2015, o un sistema de salud con problemas por la falta de profesionales, administrativos, insumos y medicamentos”.

Desde lo partidario, el legislador dijo que “hay una expresión en cada uno de los sectores del peronismo de buscar la unidad, y una serie de propuestas para poner en la consideración del ciudadano de Tres de Febrero”.

“Necesitamos un país para todos y no para pocos, con mejor distribución de la riqueza, y que el impacto de la crisis deje de pegar en la clase media, por eso quienes nos oponemos a esta política de mercado debemos conciliar una propuesta superadora que contenga a la mayoría de los argentinos y así lograr un país más justo, inclusivo, con mayor igualdad de oportunidades, en definitiva, un país peronista”, finalizó.