El viernes por la noche, se llevó a cabo un nuevo ruidazo, en diferentes puntos de la Capital Federal y el conurbano, contra los aumentos anunciados para este año por el gobierno nacional. La protesta también se dio en el distrito, y espacio vecinal Somos San Martín participó de la misma.

En San Martín, el ruidazo tuvo lugar en Belgrano e Intendente Campos, y participaron un nutrido grupos de vecinos y también militantes de diferentes espacios políticos opositores a Cambiemos.

Con cacerolas y gritos, los manifestantes hicieron sentir su disconformidad con los aumentos en los servicios y el transporte publico anunciados por el gobierno nacional. “No al tarifazo”, “Basta de aumentos” y “Macri para la mano”, fueron algunos de los carteles que pudieron verse durante la protesta.

El espacio vecinal Somos San Martín fue parte del ruidazo. Uno de sus referentes, Rodrigo Estigarribia, conversó con SMnoticias. “La sociedad argentina, y también los vecinos de San Martín, arrancaron el año con un tarifazo generalizado en los servicios y en el transporte público. Nosotros participamos de este ruidazo porque estamos muy preocupados, porque este gobierno sigue profundizando una política tarifaria que lo único que hace es ahogar al vecino”, sostuvo.

“Hoy el vecino de San Martín vive una fuerte angustia por la situación económica, que se ve cuando uno recorre pymes y comercios, o simplemente cuando habla con el vecino trabajador. Estamos frente a un proceso complejo, porque muchos vecinos no pueden llegar a fin de mes, y ahora reciben una nueva presión por parte del gobierno con las tarifas”, agregó.

El dirigente, recordó además que “hace unos días la empresa Overfood cesanteo a cerca de quince trabajadores, en su mayoría vecinos de San Martín, y esa es una muestra del impacto que tienen las políticas de este gobierno en el tejido social del distrito”. “Estas políticas nacionales nefastas nos están llevando a un desastre social. Todos los días vemos como se deteriora el tejido social, como algunos vecinos pierden el trabajo, como caen las ventas de los comercios y como cierran las pymes”, lanzó.

“Estamos frente a un año muy complejo”, mencionó, y entendió que “esto es el principio, ya que cuando los aumentos estén consolidados y golpeen el bolsillo de los vecinos, la reacción va a ser mayor”. Y completó: “Este año es crucial, en cuanto a los procesos democráticos, y los vecinos podrán elegir que quieren para nuestro país, si quieren continuar con estas políticas macroeconómicas o si quieren un proyecto de país que tome un camino para salir adelante, protegiendo al trabajador, al comerciante y a los industriales”.

dav