Un hombre fue detenido el primer día del año en la localidad bonaerense de Lanús luego de que efectuara varios disparos a sus vecinos mientras portaba dos armas, aunque ninguno resultó herido, informaron fuentes policiales.

El hecho se produjo a las 3 de esta madrugada, cuando José Víctor Lorizzo, de 60 años, salió a la puerta de su casa, ubicada en Oncativo al 1600, esquina Tucumán, de la mencionada localidad del sur del conurbano.

Por motivos que se investigan, el hombre comenzó a gritarles a sus vecinos mientras portaba un arma de fuego en cada mano y de repente, empezó a disparar, mientras su esposa estaba detrás de él, según se puede apreciar en imágenes captadas por las cámaras del Municipio.

Una operadora del Centro de Monitoreo lanusense observó la situación y seis móviles fueron enviados al lugar, pero al llegar el hombre intentó escaparse ingresando a su propia casa y la mujer trató de impedir la captura, dijeron fuentes policiales.

Finalmente, se logró reducirlo en el garaje de la vivienda y en su poder se secuestraron dos armas de fuego, una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros con siete municiones en su cargador y un revolver Taurus con cuatro proyectiles en su tambor y dos vainas servidas.

También se detuvo a la esposa, identificada como María Rosa Spina, de 61 años, por tratar de impedir el paso al personal policial.

En la calle, los efectivos se incautaron de dos vainas servidas de un calibre 9 y el matrimonio fue trasladado a la comisaría segunda de Lanús.

Por orden del fiscal Jorge Grieco, se dispuso la aprehensión del hombre, mientras que su esposa fue identificada y luego recuperó la libertad.

La causa quedó caratulada como “Abuso de arma y portación ilegal de arma de guerra”.