El proyecto de ordenanza faculta al Departamento Ejecutivo a ejercer el funcionamiento, administración y control del estacionamiento en vía pública y a llamar a licitación y/o contratar a una universidad nacional para actualizar el servicio prestado a la comunidad de San Isidro.

En la quinta sesión extraordinaria del año, el Concejo Deliberante de San Isidro aprobó una ordenanza que faculta al Departamento Ejecutivo a ejercer la operación, el funcionamiento, administración y control de un nuevo sistema municipal de estacionamiento medido y a llamar a licitación y/o contratar a una universidad nacional para actualizar el servicio prestado a la comunidad de San Isidro.

El proyecto permitirá al Ejecutivo local modernizar el servicio vigente. A su vez, el gobierno sanisidrense tendrá la facultad de llamar a licitación y/o contratar a una universidad nacional para actualizar el servicio prestado a la comunidad de San Isidro.

Quien resulte adjudicatario de la mencionada licitación deberá asegurar que los usuarios puedan contar con una diversidad de sistemas y medios de pago; fraccionar la tarifa por tiempo real; permitir la lectura de patentes para un eficiente control; efectuar estudios estadísticos sobre el tránsito vehicular y el estacionamiento medido en las aéreas tarifadas y actualizar periódicamente las tecnologías aplicadas.

El proyecto llama a una licitación para desarrollar una aplicación que permitirá abonar el estacionamiento medido a través de dispositivos móviles.

En concreto, el proyecto aprobado fue el impulsado por el Partido Justicialista, que recogió iniciativas de los varios expedientes presentados al respecto y agregó propuestas trabajadas por el bloque. La bancada possista se sumó a este dictamen, por lo que cosechó 12 votos.

Los concejales de Convocación por San Isidro votaron su propio proyecto; lo mismo que los ediles del Frente Renovador. El bloque de Unidad Ciudadana, retiró su expediente y votó por la negativa; mientras que Carlos Castellano, del monobloque Unión Cívica – Cambiemos; y el radical Carlos Juncos, optaron por la abstención.

Según consigna la web Guía de Noticias, el expediente aprobado fija que el valor hora no deberá superar los 15 pesos, y que los aumentos posteriores del precio estarán “sujetos al equivalente del porcentaje de actualización salarial de los empleados municipales”. Así, el valor del estacionamiento medido estará atado a las mejoras salariales de los empleados municipales de San Isidro, y si el Ejecutivo quisiera actualizar por encima de ese porcentaje deberá conseguir la aprobación del Deliberante.

Por otro lado, la ordenanza amplía las zonas afectadas por el cobro. Las áreas comerciales de Las Lomas, Horqueta y Dardo Rocha van a estar tarifadas, pero se incorporarán progresivamente, previas campañas de información. Se acordó también que las futuras ampliaciones del estacionamiento deberán pasar por el Concejo Deliberante.

Ese medio destca que un punto muy discutido fue el que establece el pago de un porcentual de la recaudación al adjudicatario del servicio informático. El possismo había propuesto pagar hasta el 38 por ciento, pero Convocación por San Isidro rechazó “asociar” a una empresa con el Municipio en la recaudación y planteó pagar un monto fijo. Tras un picante debate, y un prolongado cuarto intermedio, la bancada oficialista aceptó que en la licitación haya oferentes dispuestos a cobrar como máximo el 30por ciento de la recaudación.

Finalmente, varios bloques de la oposición lograron establecer en el proyecto que lo recaudado con el estacionamiento medido tenga la asignación específica de fondear planes de movilidad sustentable y seguridad vial; y que también el Municipio informe en su página web, de manera trimestral, datos sobre el funcionamiento del sistema y la recaudación.

Ya en otro orden de cosas, y ante la solicitud de diferentes vecinos, en la misma sesión se aprobó una modificación al Código de Ordenamiento Urbano. Dichas reformas se ejecutarán en favor de adaptar las normativas vigentes con las necesidades de la comunidad de San Isidro.

De igual modo, se hizo lugar a la convalidación de una modificación en el sentido de circulación vehicular en diversas calles de la localidad de Beccar. El reordenamiento en la circulación propone un mejoramiento integral en una zonificación que registra inconvenientes para transitar debido al estacionamiento en ambas manos.

Y por último, el Concejo Deliberante de San Isidro votó a favor de las ordenanzas preparatorias Fiscal e Impositiva para el año próximo, para su tratamiento definitivo en la asamblea de concejales y mayores contribuyentes que se realizará en los próximos días.