En un trabajo coordinado entre la Municipalidad de San Martín, fuerzas de seguridad y la Justicia, los cinco delincuentes que asaltaron ayer la avícola Avimás de Perdriel y la avenida 25 de Mayo, uno de los cuales baleó de muerte al contador Horacio Álvarez Enriquez, estarían rodeados por la Policía y su detención sería cuestión de horas.

Según quedó en registro fílmico, los delincuentes dejaron abandonado en el paso bajo nivel de la calle Juárez el Volkswagen Golf blanco con el que se movilizaron hasta el lugar del hecho, vehículo robado horas antes en el partido de La Matanza.
Rápidamente, a bordo de otro vehículo que habían dejado estacionado a pocos metros del lugar, escaparon por avenida General Paz con rumbo al sur del conurbano.

El seguimiento hecho también con cámaras de Autopista del Sol y de otros municipios permitió acercarse a la ubicación de los criminales, los que estarían cercados por los investigadores.