Candela tiene 12 años y vive en San Martín. Ayer acompañó a su tía al Hospital Pirovano del barrio porteño de Coghlan, donde se la vio por última vez. Las últimas informaciones dan cuenta de que la menor no querría volver a su hogar. Se comunicó mediante redes sociales.

La joven vestía jean y remera gris. La Policía de la Ciudad investiga el paradero de Candela a través de los registros de las cámaras de seguridad. Mientras tanto la familia la busca y piden la colaboración de la gente, para lo que disponen el teléfono 11-6598-6094.