Ocurrió esta tarde en el mayorista Avimás, de Perdriel y 25 de Mayo, a pocas cuadras del acceso de General Paz. Cinco delincuentes con ropa de trabajo accedieron al comercio, llave en mano ingresaron a una oficina, y tras robar una importante suma de dinero, en la huida se tirotearon con el contador, quien fue baleado en la ingle y murió en el hospital Thompson.

El accionar de los bandidos estuvo milimétricamente proyectado. Se movilizaban en un Volkswagen Golf blanco, robado en La Matanza. Vestían  la típica ropa de trabajo en cámaras frigoríficas. Al arribar al lugar, dos de los cinco delincuentes accedieron a la oficina del contador, Horacio Álvarez, donde se hicieron de una fuerte suma de dinero en efectivo.
En la huida de los asaltantes, Álvarez, quien contaba con portación de arma, optó por desenfundar su revólver y disparar, acción que fue repelida por los malvivientes, quienes lo hirieron mortalmente en la ingle.

El auto de los ladrones fue abandonado a pocas cuadras del comercio, en el paso bajo nivel de Juárez y las vías del ferrocarril Mitre, lo que provocó la interrupción del paso de las fuerzas de seguridad. Esa acción les dio el tiempo suficiente para tomar, aparentemente, otro auto con el que escaparon de la zona.

Hay registros de varias cámaras de seguridad, tanto del Municipio como de las estaciones de servicio de la cuadra, mediante las cuales los investigadores ya trabajan en la identificación de los criminales.

En tanto, la Municipalidad de San Martín activó un protocolo de asistencia a la familia de la víctima, con el acompañamiento del intendente Gabriel Katopodis, quien se hizo presente en el hospital municipal.