Este sábado al mediodía, la plaza Manzanar del partido de Morón fue escenario de una batalla campal entre vecinos y policías tras el crimen de un hombre de 36 años. Señalan a los agentes por haber hecho caso omiso a la denuncia del ultimado tras ser amenazado por quien terminó quitándole la vida.

César Corvalán, de 36 años, fue asesinado de un disparo en la cabeza por un vecino con el que tenía conflictos previos.

Según relatos, antes del fatal desenlace, ‘el Negro’, como era conocido en el barrio, se acercó a la garita policial de Conscripto Ibáñez y Santa Teresa para dar aviso a los elementos de seguridad pública de la situación. Sin respuestas por parte de los policías, Corvalán se retiró del lugar y a los pocos metros fue baleado por un hombre que se dio a la fuga.

Familiares y vecinos atacaron la dependencia policial ubicada en uno de los laterales de la plaza de Moron Sur, lo que fue respondido con disparos al aire por parte de los uniformados.

A razón de los serios incidentes, la zona se reforzó con la presencia de Infantería.