El concejal de Cambiemos José C. Paz, Haroldo Villafranca, estuvo en el programa Cuestiones y Contrapunto de Cablevisión, donde habló de la delicada situación que atraviesa el distrito en materia de infraestructura y seguridad.

“Hay muchas necesidades básicas insatisfechas, una presencia del peronismo muy fuerte, y un intendente que reeligió por cuarta vez”, sostuvo el edil, quien aseguró que los reclamos de los vecinos van en aumento.
“La gente pide cloacas, agua corriente, que le junten la basura, que pase el patrullero y que le arreglen las calles”, comentó Villafranca,

La inseguridad es un flagelo que golpea fuerte en José C. Paz, y según el concejal de Cambiemos “los municipios tienen muchas cosas para hacer” al respecto. Si un colectivo cumple su horario, es menos probable que el vecino este expuesto a un asalto, lo mismo si las luces funcionan y el pasto está más corto”, analizó.

“La Provincia colabora con los municipios a través del Fondo de Infraestructura para que se adquieran cámaras y patrulleros”, sin embargo, el crimen de Yazmín Almaraz sigue impune porque los investigadores no cuentan con ningún elemento fílmico de la zona.
“No tenemos muchas cámaras lamentablemente a pesar de que el 30 por ciento del Fondo que destina la Provincia es para seguridad, y recién ahora compraron algunos patrulleros y motos. Tenemos un déficit muy grande”, en la materia, explicó Villafranca.

También la infraestructura básica no existe en José C. Paz, con un 4 por ciento de cloacas y 15 por ciento de agua de clorada de pozo, y “la falta de mantenimiento de las plantas de tratamiento de residuos cloacales, por lo que los desechos salen crudos a los arroyos”, explicó.
Uno de esos cursos de agua, como el Belaustegui, colapsa e inunda barrios enteros, y son los vecinos quienes deben drenarlo, problemas que el gobierno de Mario Ishii otorga a AySA, cuando todavía no se realizó el traspaso formal, indicó el edil.
Mientras tanto, el gobierno de la provincia de Buenos Aires trabaja en el entubamiento del arroyo Los Berros, además de la renovación integral de la Ruta 8.

“José C. Paz recauda 600 millones de pesos de fondos propios y paga 900 millones de pesos de sueldos, y para eso recibe 1000 millones de pesos de coparticipación provincial, y este año 120 millones de pesos de Fondo Educativo, que debería ser utilizado para reparar escuelas, sin embargo en 2017 se usaron para gastos corrientes”, detalló en la entrevista Villafranca.
“En el distrito tenemos 115 establecimientos educativos, y a cada uno le tocaba más de un millón de pesos”, comentó el legislador, pero ese dinero se usó para otras cuestiones.

La salud pública también está en estado de coma en José C. Paz, a pesar de lo que se muestra marketineramente. “El único hospital es el Mercante, que es provincial, y no da a basto, y en lugar de copiar el modelo del Trauma, de Malvinas Argentinas, hicieron 8 unidades de diagnostico precoz que funcionan 12 horas al día”, por lo que la mayoría de los vecinos tienen que optar por viajar a otros distritos o acudir a la atención privada.

Haroldo Villafranca aseguró que José C. Paz “estaba mucho mejor que Malvinas Argentinas en cuanto a infraestructura antes y durante la división del ex distrito de General Sarmiento”.
“Tenemos poca posibilidad de desarrollo, sumado que no ha habido planes estratégicos para que el distrito crezca”, sostuvo el legislador, y agregó: “Estamos en medio de un mercado de 14 millones de consumidores, debería ser viable al distrito, pero hoy no lo es”.