Los vecinos paceños no se resignan a vivir peor que en África. En Sol y Verde el arroyo Pinazo se desborda con la menor precipitación, y sin calles, veredas, ni desagües, conviven con las aguas contaminadas dentro de sus casas.

Ocurre en Martiniano Leguizamón, desde Tres de Febrero hasta Buonanotte, a metros del arroyo Pinazo. Curso de agua que atraviesa a cielo abierto también los municipios de Pilar y Escobar, pero solo causa trastornos de esta magnitud en José C. Paz, donde el Estado municipal esta ausente desde hace décadas.

“No tenemos calles, ni obras hidráulicas, menos limpieza en el arroyo”, reclama un lector en contacto con SMnoticias. “Cada vez que llueve quedamos aislados y los chicos no pueden ir a la escuela”, señala el vecino de Sol y Verde, quien no se resigna a vivir en condiciones de marginalidad.