Ocurrió esta madrugada, pasadas las 4, cuando operarios de la línea San Martín encontraron al menos siete granadas obsoletas en una bolsa ubicada debajo un tren en el taller de José C. Paz.

Rápidamente, personal de la Policía Federal se apostó en el lugar, donde también se hizo presente la División de Explosivos de la misma fuerza y agentes de la comisaría primera de la Policía Bonaerense.

El servicio estuvo demorado a razón de las tareas llevadas a cabo por los elementos de seguridad, pero se reestableció con el correr de las horas.

Interviene en la investigación el juez federal de Tres de Febrero, el doctor Juan Manuel Culotta.