En el marco del plan de mejoramiento de infraestructura urbana, y luego de la apertura al tránsito vehicular y peatonal del paseo comercial de Rivadavia, la Municipalidad de Escobar avanza con los trabajos de puesta en valor de la avenida Eugenia Tapia de Cruz, desde las vías del ferrocarril hasta la calle Mitre. Estas tareas, cuya finalización están previstas para febrero, se articulan con la renovación integral de la plaza El Campito, prácticamente finalizada, y con la remodelación de la Estación Terminal, que entrará en funcionamiento a partir de diciembre.

Financiada con recursos municipales, la obra incluye la ejecución de 1080 metros cuadrados de veredas. Por el momento se realiza la demolición y colocación de contrapisos sobre las calzadas actuales, luego se las nivelará -al igual que el tramo peatonal de Hipólito Yrigoyen- y finalmente se colocarán los baldosones graníticos de color rojo, en busca de darle armonía y homogeneidad con el paseo comercial de la calle Rivadavia. A su vez, se instalarán bicicleteros y en cada esquina se construirán rampas para discapacitados en hormigón, con una baranda del lado derecho.

Por otro lado, la obra contempla la realización de 1700 metros cuadrados de pavimento intertrabado y otros 1700 metros cuadrados de pavimento articulado. Estos últimos están compuestos por una capa de rodadura elaborada con bloques de concreto prefabricados, de un espesor uniforme, que serán colocados sobre una capa delgada de arena de cinco centímetros sobre la calzada de hormigón existente.