La Policía Federal Argentina detuvo en las últimas horas a un narco fugitivo en la localidad de William Morris, partido de Hurlingham. Fue en el marco de la búsqueda de prófugos, una de las principales prioridades del Ministerio de Seguridad de la Nación que conduce Patricia Bullrich.

“Nadie que haya cometido un delito puede quedar impune. Nuestro mensaje es claro, los delincuentes deben cumplir sus penas. Para eso trabajamos día a día, invirtiendo en investigación, despliegue territorial y cooperación policial”, afirmó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El sujeto tenía pedido de captura tanto a nivel nacional como internacional, a instancias del Tribunal Oral Federal 2 de San Martín. Se lo buscaba desde 2016 por tenencia y tráfico de estupefacientes, con una ardua pesquisa de la División Precursores Químicos y Drogas Emergentes de la Policía Federal, institución que comanda Néstor Roncaglia.

Seguimientos, vigilancias y registros audiovisuales se llevaron a cabo en el marco del Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos, programa que diseñó el Ministerio de Seguridad de la Nación para la detención de fugitivos en todo el país.

Los detectives obtuvieron así el dato preciso que daba cuenta de su paradero en la localidad de William Morris. Tras emplazar un dispositivo encubierto en la zona, los uniformados arrestaron al evadido en la intersección de las calles Gutenberg y Andrés Arguibel. El prófugo fue identificado a pesar de que portaba documentación falsa.

Intervino el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 7 del doctor Marcelo Martínez de Giorgi.