Ocurrió en la clínica Fátima, en el norte del conurbano. El diagnostico inicial había sido gastroenteritis, pero dos días después, y tras la insistencia de la familia, a la niña se le realizaron placas que arrojaron un cuadro de neumonía.

Según denuncia la madre de la menor, Yamila fue internada el viernes 5 de octubre con un pronóstico de gastroenteritis y deshidratación. Pasó un mal fin de semana en el nosocomio con una fuerte tos que era tratada con jarabe. La situación se complicó con una descompensación de la paciente, por lo que se le agregó puff, corticoides y oxigeno.

El domingo, con un estado que no presentaba mejorías, según la denuncia de la mujer, Yamila fue dada de alta por decisión de una médica pediatra que diagnosticó solo la presencia de mucosidad.
Ante la negativa de la familia, se hizo presente el director del sanatorio, quien personalmente revisó a la paciente y constató que no estaba en condiciones de recibir alta médica. La presencia del responsable consta en un video que remitieron familiares a SMnoticias.

Luego de días de internación, el diagnóstico que arrojaron las placas radiológicas fue neumonía, con fuerte presencia de líquido en la pleura, lejos de la gastroenteritis y la tos tratada con jarabe. Los familiares, indignados y preocupados por la falta de responsabilidad de la profesional que está a cargo de la salud de los más chicos.