Ambos gremios -ATE y el Sindicato Municipal- solicitan con urgencia que se vuelva a abrir la negociación salarial luego de la devaluación y la creciente inflación.

El titular de ATE Zona Norte, Fabián “Moncho” Alessandrini, confirmó que los municipales de Vicente López hicieron un pedido al ejecutivo para reabrir las paritarias que se habían firmado meses atrás y habían contemplado un aumento del 23 por ciento.

“Convocamos a un plenario general de todos los sectores en los tres niveles del Estado para plantear la adhesión absoluta a la medida de fuerza del 24 de octubre con marcha al Congreso para evitar que se sancione el presupuesto de ajuste que propone el gobierno nacional. También haremos lo mismo en La Plata, cuando se trate en la Provincia, que sigue las mismas directivas de recorte y ajuste”, señaló Alessandrini.

Sobre el plano municipal informó que “acordamos junto al Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López, pedir reapertura de paritarias en función de los fuertes aumentos inflacionarios de los últimos meses y el alineamiento con el gobierno de María Eugenia Vidal, que ya está reabriendo la negociación con un número base de 30 por ciento”.

“Pedimos que se arbitren los recursos necesarios para superar el 23 por ciento del acuerdo anterior que bajo este nuevo panorama quedó viejo”, enfatizó el titular de ATE Zona Norte.

Por último subrayó: “También pedimos un bono extra de forma directa que sea dinero y no tarjeta de compra porque es necesario que el Ejecutivo se ponga a la altura de la crisis económica. Vamos a esperar una semana la respuesta del Ejecutivo, la situación requiere una atención inmediata de esta demanda. El piso para empezar a negociar es el 30 por ciento, pero tenemos que acercarnos lo más posible a la inflación proyectada”.

Asimismo, por medio de una nota, días atrás el Sindicato Municipal le solicitó a la Comuna que para paliar los gastos de las fiestas convierta en dinero en efectivo las órdenes de compra en el supermercado Coto que entrega como bono de fin de año.

También pidió una recomposición de los sueldos básicos, para que un 7 por ciento se sume al 23 por ciento que el Municipio otorgó anteriormente; y que el gobierno local continúe con los pases a planta permanente de municipales contratados.