El titular del gremio SUTRAM, organismo con su personería jurídica en trámite, deja al momento y circunstancialmente la confrontación para reclamarle al secretario general del Sindicato Municipal, Oscar Ruggiero, que convoque a un paro de actividades luego de que la administración de Diego Valenzuela ofreciera un incremento salarial muy por debajo del otorgado por el gobierno bonaerense.

Tres de Febrero ofreció un 5 por ciento de incremento salarial remunerativo que sumado al aumento de inicio de año llega al 20 por ciento. Lejos del 30 por ciento otorgado por el gobierno de la provincia de Buenos Aires a los trabajadores estatales, se le agrega un bono de 1500 pesos por fuera del básico.

“No pedimos más de lo que nos corresponde, queremos equiparar y no seguir perdiendo”, señaló el dirigente Raúl Bazán, y detalló que desde el inicio de la administración de Diego Valenzuela el municipal de Tres de Febrero vio licuado “más del 20 por ciento de su salario”, algo que ya dan por perdido, consideró.

“En marzo nos dieron un incremento del 15 por ciento, y en el acta firmada entre el intendente y el secretario Oscar Ruggiero quedó expreso que se iban a juntar nuevamente si esa cifra quedaba por debajo de la inflación”, y ahora con esta oferta conocida “seguimos perdiendo los trabajadores”.

“Pedimos un 25 por ciento de incremento salarial -40 por ciento en total- para no quedar tan lejos del 45 por ciento de inflación que estima el gobierno nacional”, sostuvo Bazán, y exclamó: “Estamos muy mal los municipales, con sueldos básicos de 9 mil pesos, mientras el intendente cobra 190 mil, o un secretario gana unos 60 mil pesos, lo que es muy desproporcionado”.

El referente rechazó también el otorgamiento de un bono compensatorio, y le reclamó al Sindicato Municipal “alguna medida de fuerza contundente que le devuelva la dignidad al trabajador”.