La jugada quedó expuesta con la inauguración del nuevo Centro de Atención al Vecino de la localidad. El ex ivoskista Christian Gamm ganó espacios y colocó a una dirigente de su confianza como titular de la dependencia. Se posiciona así como referente de Villa Ballester, relegando a un histórico como Roberto Salar.

El día martes, el intendente Gabriel Katopodis inauguró el nuevo Centro de Atención Vecinal de Villa Ballester, que reemplazará a la vieja Delegación Municipal.

Al frente de la dependencia estará Marisa Rodríguez, dirigente -y familiar directa- de Christian Gamm, funcionario del área de Obras Públicas. Este nombramiento pone de manifiesto que el ex ivoskista se instala como el referente del jefe comunal en la localidad, de suma importancia en lo electoral, ya que aglutina cerca de 100 mil habitantes.

Con esta jugada, Gabriel Katopodis relega a un histórico dirigente de Ballester, Roberto Salar. El hoy subsecretario de Gobierno municipal fue uno de los armadores del proyecto político que llevó al intendente a conducir los destinos de San Martín.

Son tiempos de cambio en la gestión y en la política katopodista, cambios que se aceleran con la cercanía de la campaña electoral. Este movimiento, seguramente, tenga que ver con eso, con darle otra impronta a la relación entre el gobierno local y los vecinos de Villa Ballester. Y seguramente también traiga ruido interno en lo político, ya que por su pasado, muchos dirigentes miran de reojo el accionar de Christian Gamm.