El intendente de San Miguel, Jaime Méndez, encabezó la presentación del libro de ‘Parador municipal. Una política que mira a los ojos’, relacionado a las medidas que realizan desde el Estado local para ayudar a chicos en situación de calle. Junto al jefe comunal estuvo la diputada provincial María José Tedeschi.

“Los Municipios tienen una obligación que administrativamente se limita a alumbrado, barrido y limpieza, pero nosotros tuvimos la suerte de ser parte de un espacio liderado por Joaquín de la Torre, a quien siempre le preocuparon otras cosas”, sostuvo el intendente.

“Podría no existir este parador y nosotros no ser juzgados por lo que pasa con los chicos de la calle de San Miguel, pero decidimos ocuparnos de lo que se necesitaba porque desde otros lados no se cumplía”, afirmó Méndez, quien agregó: “Es un orgullo ser parte de este espacio”.

Además, destacó que “es muy difícil la función pública porque las necesidades son más grandes que los recursos”. “Nos pasa a todos independientemente del área que ocupemos. Ésta es una de las cosas que nos llena el alma”, indicó.

Por su parte, la diputada Tedeschi remarcó que en el parador “se apunta a resolver una necesidad que se dio en un momento determinado”. “Desde un principio sabíamos que de alguna manera había que responder, sea de donde sean los chicos”, agregó.

“La idea es que en ese lugar puedan dormir, bañarse, comer y comenzar a tener actividades, deportes, oficios o terminar la escuela. Una de las cosas princiapales fue saber articular hacia afuera”, dijo además la legisladora.

“Es una decisión política y un compromiso como siempre lo tiene Joaquín (de la Torre) para con los chicos. Sin él y el acompañamiento de Fernando Inzaurraga no hubiésemos podido llevar esto adelante”, concluyó.