Es la cifra más baja en la historia del distrito y una de las menores en toda la provincia de Buenos Aires.

La Municipalidad de San Miguel redujo la tasa de mortalidad infantil en casi 2 puntos, ya que se pasó de 9,5 en 2016 a 7,7 fallecimientos por cada mil bebes nacidos, en 2017. Los datos fueron aportados por el Ministerio de Salud bonaerense. Es la cifra más baja en la historia del distrito y una de las menores de la provincia de Buenos Aires.

La tasa de mortalidad infantil es el indicador que expresa el número de muertes de bebés menores de un año de edad por cada 1000 niños nacidos vivos en el período de un año. San Miguel venía de bajar la cifra un dígito de 2015 a 2016, y ahora vuelve a mostrar un nuevo descenso.

Son muchos los factores que influyeron en la baja de esta estadística, entre ellos, importantes avances en el Hospital Larcade, como la construcción de una Terapia Intensiva Pediátrica, inaugurada hace dos años, y la adquisición de un nuevo respirador de alta frecuencia, para el área de Neonatología.

Además, son fundamentales los programas de cuidado de la mujer embarazada y la niñez que lleva adelante el Municipio, como el “Mil días”, el “Plan más vida”, “Al fin en casa”, “Acunar” y el “Camino de la embarazada”, entre otros.

En este contexto, el intendente Jaime Méndez y el secretario de Salud y Bienestar Familiar, Pablo de la Torre, visitaron la Terapia Intensiva Pediátrica, Neonatología y Maternidad del Hospital Larcade, donde conversaron con médicos, auxiliares y pacientes.