El secretario general de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la Provincia y titular del gremio municipal de Tres de Febrero, Oscar Ruggiero, pidió derecho a réplica luego de varias menciones que hicieron en este medio dirigentes politicos y sindicales al respecto de la situación de los empleados públicos del distrito.

Ruggiero desmintió al concejal Máximo Rodríguez, quien en una entrevista con SMnoticias dijo que el incremento salarial del 10% para los trabajadores municipales “quedo desfasado” frente a la inflación. “Nosotros recibimos un 15% de aumento en abril, en una sola cuota, debería interiorizarse un poco más y dedicarse a los problemas del vecino, porque no lo votaron los municipales, quienes están bien custodiados con nosotros”, lanzó.

De todos modos, ese aumento se licuó con la inflación, que hasta el momento alcanza un 25%. En ese sentido negocian con el gobierno de Diego Valenzuela, dijo Ruggiero, una nueva suba salarial. “Nos pidieron unos días para hacer los números para tratar de conseguir una mejora para la familia municipal”, indicó, sin que haya un monto definido, ni pretendido, ni ofrecido.

Sobre las declaraciones del secretario del sindicato SUTRAM, Raúl Bazán, quien afirma que “los municipales de Tres de Febrero están por debajo de la línea de pobreza”, Ruggiero dijo que “es una mentira infame, porque no conoce la realidad de la provincia de Buenos Aires”.
“El 80% de los salarios básicos bonaerenses no superan al de los trabajadores de Tres de Febrero”, afirmó.
Asimismo, el gremialista reconoce que esos sueldos no alcanzan, y consideró que “para que el trabajador esté en condiciones, debería venir un aumento de más del 200% o 300%”.

También, el hombre no ocultó su enfrentamiento histórico con el secretario de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses, Rubén ‘Cholo’ García, quien había dicho en SMnoticias que Ruggiero “es un personaje nefasto” que simboliza a los gremialistas “sirvientes del poder político”. “Es un pobre tipo que no tiene gremio, porque en Avellaneda apenas cuenta con 700 afiliados frente a 2200 de Daniel Aversa”, exclamó.
“En la Provincia nuestra federación tiene más gremios que la de él”, continuó el secretario, condimentando la eterna rivalidad con García, quien “me ofende, y nunca fue municipal”, denunció.

Al respecto de su relación con Diego Valenzuela, poco combativa a los ojos de sus detractores, Oscar Ruggiero exclamó: “Yo no estoy definido con nadie, y que no pretendan que nos enfrentemos al intendente para hacerle el caldo gordo a alguien”.
“A Hugo Curto hace mucho que no lo veo”, comentó el dirigente del gremio municipal, con quien tampoco tuvo conflictos sindicales durante sus 24 años de gestión.

El Sindicato Municipal de Tres de Febrero respaldó en la última elección la lista de Florencio Randazzo y logró candidatear al secretario adjunto Martín Fiorillo en la nómina de concejales. En ese contexto y frente a la próxima elección, dijo Ruggiero que “todavía no tenemos previsión, pero somos peronistas, y si hay unidad, estaremos allí”.