La oficina de Fernando Capello, fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción 2 de los Tribunales de Morón, fue asaltada en la noche del lunes por desconocidos que violentaron un cajón, aunque no se constataron faltantes en los efectos personales. Se investiga si se robaron alguna causa judicial.

El misterioso episodio se registró en el cuarto piso del edificio de la calle Colón 237 y la denuncia por “averiguación de ilícito” quedó de Sergio Dileo, de la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio 6.

Los intrusos irrumpieron por una ventana que da a un pulmón y entraron al despacho del fiscal Fernando Capello.

Según fuentes policiales, en principio no se constataron faltantes en los efectos personales del fiscal.

En tanto, personal de Policía Científica verificó que las huellas son de arrastre o con guantes.