¿Qué es, cómo funciona y para qué sirve la biofábrica de la UNAHUR? SMnoticias recorrió el innovador taller de la universidad pública. Te contamos sobre sus funciones.

Es un laboratorio de micropropagación in vitro de especies vegetales. En el lugar se pueden producir, en forma segura y limpia, miles de copias de una planta para ser utilizadas con fines productivos o ambientales.

Mediante el cultivo de tejidos, a partir de células extraídas de variantes de plantas de interés, se consigue fortalecer la producción local y el cuidado ambiental, logrando casos de éxito en especies forestales, frutas tropicales, agroindustriales, aromáticas y ornamentales.

En la biofábrica de la Universidad de Hurlingham, que sirve para funciones de docencia y capacitación, mediante métodos semisólidos, líquidos, y Sistema de Inmersión Temporal, se puede llegar a la propagación de cientos de miles de plantas, y también modificarlas genéticamente.

La biofábrica se divide en seis sectores: el área de ingreso de personal y materiales vegetales; el vestuario, donde se evita la contaminación al utilizar cofia, barbijo, guardapolvo y cubrecalzado; el laboratorio de preparación de medios, donde se esterilizan los materiales y medios de cultivo, donde se encuentra también la incubadora de crecimiento; el cuarto de siembra, con dos flujos laminares horizontales para el trabajo de cultivo in vitro, donde también se ubican dos cámaras y pantallas que permiten registrar el trabajo que se realiza y así utilizarlo en docencia y capacitación; la cámara de crecimiento, sector de cultivo de plantines en condiciones programadas de temperatura, iluminación y humedad; y la sala de maquinas, donde se aloja el equipamiento que hace posible el funcionamiento de todo el laboratorio.