Este viernes, decenas de pequeñas patinadoras artísticas protestaron en el Centro Municipal de Educación Física de José León Suárez ante la decisión de la Municipalidad de General San Martín, a cargo de Gabriel Katopodis, de prohibir el uso de la pista interna, relegando la práctica de la disciplina a instalaciones en la intemperie. Los padres rechazan esta resolución que pone en riesgo la salud de los chicos ante las bajas temperaturas.

Según indican, el plastificado que se usó para recuperar la cancha interna del CEMEF no es apto para el patín artístico, por lo que el área de Deportes confinó “a nuestros hijos a la pista de cemento del exterior, que esta al aire libre y en condiciones no aptas para esta disciplina, ya que produce un desgaste en las ruedas y frenos, además de que los chicos deberán soportan las distintas inclemencias del tiempo”, afirman los papás de los alumnos.

“Nuestro deporte tiene 150 patinadoras, que no solo patinan de manera recreativa sino también lo hacen de forma competitiva”, explican en un comunicado, en el que detallan que deportistas sanmartinenses se ubican entre las primeras diez mejores patinadoras a nivel nacional.

“Actualmente el grupo de alta competencia tiene dos patinadoras clasificadas para el Nacional de Patín Divisional C a realizarse en septiembre, para lo cual deben entrenarse a diario y así llegar en óptimas condiciones al torneo”, agregan.

“No solo están quitando la posibilidad a nuestras patinadoras en competición, nos quitan la posibilidad de realizar los shows de fin de año, y la Disciplina Escuela”, manifiestan también profesoras, en un desacierto social que afecta a criaturas de todos los barrios que forman parte de la Liga Municipal de Patín de forma gratuita.