Néstor Marcote, concejal de Cambiemos en el partido de Malvinas Argentinas, dialogó con SMnoticias y se refirió a la situación de Cambiemos tras lo ocurrido en la escuela de Moreno. Habló además sobre las gestiones de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, y respecto de lo hecho por el intendente Leo Nardini. Y finalmente, fue crítico de unos de los referentes locales de su espacio, el ex jefe comunal Jesús Cariglino, a quien definió como “un amigo del campeón”.

Primeramente, consultado por el impacto que tuvo la explosión de una escuela de Moreno, hecho que causó la muerte de dos trabajadores de la educación, el edil dijo que “no golpea” a Cambiemos. “Siempre estos eventos suelen ser utilizados por algún sector político para sacar una ventaja, y el kirchnerismo es especialista en eso”, lanzó. “Lo que pasó en Moreno es una desgracia inmensa”, consideró, pero plantó que “la situación de la infraestructura escolar no es algo actual sino heredada”.

“En ese distrito el Consejo Escolar fue intervenido, y hemos escuchado ayer públicamente varias denuncias, como ejemplo las vinculadas a sobrefacturación en alimentos”, continuó. Mencionó a su vez que “el intendente -Walter Festa-recibió dineros del Fondo Educativo y no los aplicó al mantenimiento de las escuelas”. “Achacarle el hecho a la Provincia es bastante propio del kirchnerismo, que busca posicionarse políticamente a través de este hecho”, sentenció, e invitó a pensar “cuanto del déficit que tiene el Estado no corresponde exclusivamente a la matriz de corrupción que había” con el gobierno anterior.

Luego, Marcote hizo referencia a la gestión de María Eugenia Vidal y aseveró que “es inmenso lo hecho por la gobernadora hasta ahora”. “Se plantó frente a la cuestionada Policía Bonaerense, y cambio el funcionamiento del sistema judicial. Son dos elementos claves para la construcción de una nueva Provincia y de un nuevo país”. “Hoy la Justicia se siente liberada a la hora de investigar y actuar. Tiene un nivel de independencia impensado hace algunos años atrás”, amplió.

A su vez, consideró que “la gobernadora terminó con el roba pero hace”, y que “hoy la Provincia y la Nación son transparentes”. “Desde mi lugar trato de dar a conocer todo lo que la Provincia benefició, a través del Fondo de Infraestructura Municipal, a Malvinas Argentinas, recursos que permitieron generar un cambio muy importante en el paisaje del distrito”, subrayó. “Con 600 millones se realizaron alrededor de 25 obras hidráulicas y de pavimento, obras en serio”, mencionó, y dijo: “Hay un plan estratégico orientado a sacar a Malvinas Argentinas de la marginalidad en la que estaba. Eso se está haciendo con fondos provinciales, y yo trato de dar a conocer eso, informándoles a todos los vecinos de la tarea que se está haciendo”.

El dirigente ponderó también la decisión nacional y provincial de permitir la llegada de la empresa AySA al distrito. “Teníamos solo un 2 por ciento de cloacas, en una porción muy pequeña de Los Polvorines, y un 8 por ciento de pseudo agua potable, porque la red de distribución era malísima. Un convenio permitió la salida de Aguas Bonaerenses y la llegada de AySA, con un plan de estratégico para lograr que Malvinas Argentinas tenga 100 por ciento de agua y cloacas. Son dos cuestiones imprescindibles para la vida de la población”, relató.

“Son problemas estructurales, que se busca solucionar en serio. Son obras a largo plazo, que no se ven, pero cambian la vida del vecino”, puntualizó. “Se trata de hacer lo que hacer, como dice uno de los lemas de Cambiemos. Si cada uno, desde cada lugar en el que nos toca, cumple con eso, podemos construir un municipio, una Provincia y un país de primer nivel”, resumió.

En cuanto a su mirada del actual gobernó comunal, el concejal explicó: “He sido siempre muy crítico de la gestión anterior, que respondía a una determinada característica de gobiernos nacional y provincial. Eso se torció en 2015, con la elección del presidente y la gobernadora, y el aggiornamiento que se dio en esos niveles llegó al distrito”. “Leo Nardini le impuso una dinámica diferente al distrito, pese a recibir una estructura municipal que ya venía rodando con una determinada línea de acción”, indicó.

“Algunas cosas han cambiado, y otras cuesta que cambien”, señaló luego, y expuso que, para él, la gestión “todavía no termina de arrancar”. “Se trata de un gobierno peronista que sucedió a otro gobierno peronista, y por más que esté presente la juventud del intendente, no hay un estilo de gestión que permita generar un cambio en Malvinas Argentinas. Eso verdaderamente se produciría si un espacio como Cambiemos llega al gobierno local”, declaró. “Nosotros estamos construyendo esa alternativa, y queremos ofrecérsela al vecino de Malvinas Argentinas. Queremos que haya un cambio concreto y real el año que viene”, sintetizó.

Finalmente, y siguiendo esa tónica, y ante la pregunta sobre la figura del ex alcalde Jesús Cariglino, hoy hombre de Cambiemos en el territorio, Néstor Marcote lo definió como “un amigo del campeón”. “Cuando ganas te aparecen amigos por todos lados, y evidentemente muchos se quieren subir al carro triunfalista de Cambiemos”, chicaneó. “Es cierto que no había una construcción histórica del espacio en el distrito”, reconoció, pero aseguró que trabajan en generar esa alternativa al cariglinismo. “Si no lo logramos será nuestra responsabilidad, y serán los amigos del campeón los que nos representen”, adelantó.

“Tenemos que construir algo distinto, una propuesta de la que nos sintamos absolutamente orgullosos. Si no hacemos eso, Jesús Cariglino representará a Cambiemos como en algún momento representó a los radicales, a Eduardo Duhalde, a Néstor Kirchner, a Cristina Kichner y al massismo”, reiteró, y opinó: “Si nosotros generamos un proyecto con gestión y proyección hacia el futuro, y logamos el apoyo de los vecinos, por supuesto que sería un tremendo honor discutirlo en una interna”. “Hay que construir una alternativa del vecino con características muy propias de Cambiemos, inspirada en la filosofía de cambio que propone este espacio”, cerró.