El Concejo Deliberante puso en pausa el tratamiento del llamado a licitación por 8 años del Servicio de Emergencias Médicas y Traslados Hospitalarios, pero las irregularidades en el cumplimiento del contrato vigente son inapelables.

Tras un relevamiento, SMnoticias no pudo encontrar las cinco ambulancias por las que el gobierno de Hugo Curto paga 3 millones de pesos al año a la Unión Transitoria de Empresas MEDOM S.A. – Medicardio S.R.L.
Asimismo, el secretario de Salud, Jorge Collia, no quiso concedernos entrevista, lo mismo que los responsables de la U.T.E. con sede en la calle Ugarteche, de la Ciudad de Buenos Aires.

Las constantes denuncias de los vecinos acerca de que las ambulancias tardan horas en los llamados de emergencia, o directamente no acuden, tienen su causa en el misterioso paradero de las mismas, que según la clausula novena del servicio, la empresa proveerá “a la Secretaría de Salud los mecanismos tecnológicos para acceder y compartir en tiempo real”, la ubicación de las unidades, como así también los detalles de las llamadas, tiempos de respuesta y diagnósticos presuntivos.

En conversación telefónica, el secretario Jorge Collia, quien no accedió a ser reporteado, dijo desconocer la ubicación de las ambulancias, como así también si las mismas unidades son utilizadas a la vez para prestaciones particulares de los socios de las compañías.
En relación, otra de las clausulas, la decima, señala que “el servicio deberá ser prestado por todos los móviles simultáneamente, y los mismos deberán estar distribuidos geográficamente, en bases operativas satélites que proveerá la Municipalidad dentro de sus centros asistenciales”, áreas desconocidas por los administrativos consultados en las unidades sanitarias.
Además agrega la clausula: “Dichas bases deberán contar con la higiene y el confort necesario para las dotaciones de personal allí apostadas”; lo que se traduce en que los paramédicos debieran permanecer en los centros de salud durante sus pocas horas de atención, lo que tampoco sucede.

SMnoticias pudo sí visualizar una ambulancia con la leyenda “Al servicio de la Municipalidad” sin puntualizar de qué distrito se trata. Esta condición está impuesta en la octava clausula: “Los móviles afectados al servicio que se contrata deberán llevar en ambos laterales la inscripción de la leyenda ‘Al servicio de la Municipalidad de Tres de Febrero’, con letras bien visibles coincidentes con el número de habilitación de cada móvil”.
De todas maneras, la ambulancia con la leyenda parcial visualizada en el Hospital Oftalmológico de Caseros no formaría parte de las misteriosas cinco unidades contratadas, ya que en 2012 se pagaron $140 mil pesos extras exclusivamente por esta camioneta.

Tras el relevamiento con resultado negativo (nisiquiera está la ambulancia que solía permanecer en el edificio municipal), y la imposibilidad de conversar con otros funcionarios que tras la intervención del area de Prensa no accedieron a ser entrevistados, SMnoticias logró imágenes de archivo (ver galería de imágenes) en las que se ven prestando asistencia pública a ambulancias sin la leyenda reglamentaria, por lo que queda demás claro que el Municipio de Tres de Febrero no dispone de unidades exclusivas para los vecinos y por las que abona mensualmente la suma de $250 mil pesos.

Finalmente, el contrato es suscripto por el intendente municipal Hugo Curto, el secretario de Salud Jorge Collia, y dos monotributistas responsables de la U.T.E.: Oscar Pedro Trevisan y Paola Di Cicco, esta última, una joven licenciada de 28 años que justamente tiene fecha de inicio de actividades el mismo mes en el que fue suscripto el convenio, agosto de 2011.