23 junio, 2024

Cliente “se volvió loco” y a sillazos y patadas destruyó los vidrios de una panadería de Padua

Facebook
X
WhatsApp
Telegram

El ataque de ira sucedió el domingo, minutos antes de las 6 de la mañana. No sería el primer episodio que protagoniza este vecino.

Está claro que vivimos en una sociedad cada vez más violenta y en la que los estados mentales de ciudadanas y ciudadanos están cada vez más alterados. Quien tenga duda de ello no tiene más que tomarse unos minutos para leer -y ver- lo que ocurrió en la panadería “Martino” de San Antonio de Padua, partido de Merlo, el pasado domingo.

En el comercio, ubicado en Rivadavia y Directorio, un sujeto, por causas que se desconocen, literalmente enloqueció, y con sillazos y patadas arremetió contra los vidrios de local.

Todo quedó registrado por una cámara de seguridad de la panadería, y en las imágenes se ve como el hombre ingresa al local y empieza a revolear sillas contra los vidrios, sin importarle los gritos de una empleada.

También se observa como de una patada rompe una puerta de vidrio, y que al retirarse termina de destruir el vidrio con sus manos.

Otra trabajadora que estaba en la cocina fue la que llamó a la Policía, que luego de unos minutos se apersonó en el lugar y se llevó detenido al “loco”. Trascendió que hubo que reducirlo entre varios uniformados.

Momentos antes “hizo lo mismo en el bar Saama -también de Padua- pero en ese caso agredió violentamente a las chicas y casi las lastima gravemente”, comentó un usuario en redes sociales. De ese comercio de nocturnidad fue retirado por la seguridad, y desde allí, parece, se dirigió a la panadería.

En sede policial, el agresor declaró no recordar nada de su accionar, y por su aparente insanidad mental es que fue liberado a las horas. Así las cosas, todo parece indicar que hay un demente suelto en las calles de Padua.

Envianos tus noticias!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *