24 julio, 2024

Vía crucis en La Matanza termina a los tiros y el Obispo fue tajante: “La inseguridad y la muerte bailan una danza macabra en nuestros barrios”

Facebook
X
WhatsApp
Telegram

Un vía crucis en la localidad de Villa Palito, en San Justo, fue abruptamente interrumpido por un enfrentamiento armado entre Policía y delincuentes. El Obispo Eduardo García emitió un fuerte comunicado.

Ocurrió el viernes por la noche Padre Bachi y 25 de mayo, a pasos de la parroquia “San Roque González”, del populoso barrio que linda con La Tablada.

Tres delincuentes a bordo de un Nissan Versa blanco, con pedido de secuestro activo en la ciudad de Buenos Aires, fueron advertidos por un vehículo policial, tras lo que inició una persecución a tiros que terminó en medio de la representación del acto de piedad.

Hubo pánico, gritos y corridas, ya que, a pesar de que los vecinos de La Matanza tienen a la inseguridad arraigada, los disparos y la abrupta llegada de los delincuentes y la policía ocurrieron en un momento de convocatoria familiar.

En medio del tumulto, el conductor y el acompañante del Nissan pudieron huir. Los efectivos solo aprehendieron al ocupante del asiento trasero, Andrés Freddy Villarroel Yañez , de 49 años y de nacionalidad chilena, quien fue fue acusado de encubrimiento y resistencia a la autoridad y quedó a disposición del fiscal Gastón Bianchi, al frente de la Fiscalía N.º 3 de La Matanza.

Y el hecho violento no fue el único que sacudió la zona, según da cuenta el Obispo de San Justo, Monseñor Eduardo García, quien el sábado suspendió la procesión de Ramos en los monoblocks de La Tablada “por un tiroteo a plena luz del día durante la mañana”.

En un duro comunicado, el representante de la congregación local hizo un racconto de los graves hechos ocurridos desde el inicio del año en La Matanza: “La masacre en tosquera, el fusilamiento en San Petersburgo de varios jóvenes, el reparto de armas como regalo de reyes. Inseguridad, corrupción, narcotráfico y robo express”.

El comunicado

Semana santa, no a la buena de Dios sino a la mala de los hombres.

Las noticias duran un día,pero las realidades permanecen.La inseguridad y la muerte bailan una danza macabra en nuestros barrios. Para esta fecha el año pasado era noticiael asesinato del colectivero. Inauguramos el año con las noticiasde la masacre en tosquera, el fusilamiento en San Petersburgo de varios jóvenes, el reparto de armas como regalo de reyes. Inseguridad, corrupción, narcotráfico y robo express conforman larealidad cotidiana, conviviendo con escenas que estrujan la mirada y el alma como pibitos de ocho años consumiendo pasta base al borde la avenida Crovara.

Obispo de San Justo, Monseñor Eduardo Horacio García.

La Semana Santa no podía estar al margen de esta situación. La procesión de Ramos en los monoblocksde la Tablada debió ser abortada por un tiroteo a plena luz del día durante la mañana. Anoche,el Vía Crucis en Villa Palito organizado por adolescentes se vio interrumpido por una persecución depolicías adelincuentesa pocos metros del lugar donde estaba reunida la comunidad.

El pueblo, que en el Viernes Santo de Jesús gritaba “crucifícalo”, hoy clama “¡hasta cuándo!”.

En Villa Palito y en el Barrio San José de Villegas, desde hace más de 20 y 7años respectivamente, la comunidad acompañada con el estado ha abierto escuelas, clubes,hogares, orquestas,perosigue siendo el lugar en donde se desangra “la Matanza”. Parece que por mucho se haga nunca es suficiente,porque los “Herodes” de hoy multiplican la apuesta con más droga, armas y reclutamiento de más soldaditos a bajo costo cuando la situación económica apremia.Porque, a esta realdadque viene de lejos, la falta de recursos de este momento la ha hecho recrudecer.

¿Hasta cuándo? En barrios donde el Estado está entregando escrituras y construyendoviviendas no se puede terminar con esteflageloque va desintegrando el tejido social de nuestros barrios. Puerta de Hierro es un ejemplo del fracaso y complicidad de los distintos niveles políticos y judiciales. La pelea que se da en nuestros barrios esEstado y comunidad que se organiza o Narcotráfico. Cuando hayausencia del estado que ayudaa crear posibilidadesunido a la comunidad que las lleva a delante, crecenel narcotráfico y las armas.

Las acciones esporádicas no alcanzan.Cuando se revienta un bunker; aparecen cinco nuevoscon más fuerza y protección. Cuando se desarma una banda,el aprendizaje del robo se diseminó por muchos otros lugares.No se trata de una decisión de seguridadque se limitesolamente a agregar más efectivos policiales, se necesita una decisión política abarcativafuerte y sostenida en el tiempo donde las acciones no se dilaten por una burocracia social, policial y judicial empastada.

La comunidad sufre un nuevo calvario con nuevos Herodes que buscan su propio interés unidos a nuevos Pilatos que miran para un costado y se lavan las manos.

Sigue estando la gran pregunta:¿Hasta cuándo?Sino hay respuestasque abran horizontescorremos el riesgo que la comunidad, que las familias de todos aquellos que buscan una vida buena y digna decidan hacer justicia por sus propias manos, y que el cansancio de los buenos lleve a una guerra entre hermanos, una guerra entre pobres.

Las comunidades buscan levantarse, tiran para adelante, se hacen cargo de sus enfermos, mujeres solas, ancianosensituacióndecalle, chicos y adolescentes con problemas de salud mental, se organizan para curar y cuidar a miles de jóvenes que se desangran por la droganecesitan que, aquellos a los que les corresponde se hagan cargo como el Cireneo o al menos no pongan palos enla rueda a los que quierenseguir trabajando por un futuro distinto.

La esperanza de la pascua nos anima a seguir andando, poniendo luz y buscando caminos.

Envianos tus noticias!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *