23 junio, 2024

Resultados y beneficios de hilos tensores en rostro

Facebook
X
WhatsApp
Telegram

Los hilos tensores son muy utilizados para distintos tipos de tratamientos estéticos del cuerpo. Sin embargo, el más reconocido es el tratamiento de hilos tensores en el rostro, ya que reemplaza al lifting facial obteniendo los mismos efectos que con este. Es que se trata de uno de los recursos que no utiliza cirugía para eliminar las arrugas de expresión, así como la flacidez del rostro, cuello y papada.

En el mercado existen dos tipos de hilos tensores:

  • Monofilamentos, que tienen los propósitos de redensificar la piel y redefinir el contorno facial
  • Espiculados, que se emplean en personas de edades más avanzadas o cuando el grado de flacidez del rostro es mayor

En cuanto a la cantidad de hilos tensores necesarios para el tratamiento, dependerá de cada paciente, del estado de su piel y de los resultados que pretende obtener. Generalmente en medicina estética Dra. Polonsky realiza una primera consulta con el paciente para analizar y estudiar los vectores de tensión en su piel. Posteriormente, los profesionales a cargo realizan un rediseño del rostro utilizando un lápiz blanco con el que se marca por dónde colocar cada hilo así como la cantidad.

Consiste en un tratamiento muy rápido ya que solo demanda alrededor de 45 minutos. En ese tiempo, se inyectan bajo la piel del rostro a través de una aguja muy fina y se dejan colocados de esta manera. Una vez allí, cumplen dos funciones: la de sujeción y la estimulación de la producción de colágeno y elastina alrededor de cada hilo. Los resultados son prácticamente inmediatos.

No obstante será necesario realizar una segunda consulta para que el profesional médico valore si hace falta algún retoque o no. Luego, será necesario establecer algún plan de mantenimiento entre paciente y médico. El efecto de firmeza y levantamiento producido por los hilos tensores dura entre 1 año y un año y medio.

Se los considera “hilos mágicos” por todos sus beneficios en la lucha contra la flacidez y la reafirmación de la piel.

En resumen algunos de los principales beneficios de los hilos tensores para el rostro son:

  • Produce efecto lifting sin cirugía: Los hilos tensores forman una malla que eleva los tejidos y recoloca las capas de la piel combatiendo la flacidez
  • Resultados más duraderos: Se comienzan a apreciar a los 2 meses de colocados y pueden durar entre 12 a 18 meses
  • Recupera el óvalo facial: Los resultados pueden ser muy naturales sin exagerar el volumen de las facciones
  • Emplea un material biocompatible: Uno de los materiales con los que están fabricados los hilos es la polidioxanona, que es reabsorbible y antialérgico
  • Recuperación rápida, simple y sin efectos secundarios: Solo se necesitan algunos cuidados en la zona donde se colocan los hilos durante 2 días. Se debe evitar el roce y la exposición al sol
  • Se puede combinar con otros tratamientos estéticos: Se pueden realizar rellenos con ácido hialurónico, radiofrecuencia o plasma rico en plaquetas sin inconvenientes.

Sin dudas, la aplicación de hilos tensores es un tratamiento con muy buenos resultados.

Envianos tus noticias!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *