23 junio, 2024

Se puso en marcha la alcaidía departamental de Lomas de Zamora

Facebook
X
WhatsApp
Telegram

Fue en un acto encabezado por el gobernador Axel Kicillof, el jefe de Gabinete Martín Insaurralde y el ministro Julio Alak.

En el marco del Plan de Infraestructura Penitenciaria, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, encabezó ayer el acto de inauguración de la alcaidía departamental de Lomas de Zamora, junto al jefe de Gabinete, Martín Insaurralde; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak; y la directora provincial de Alcaidías Departamentales, Paula Montero.

“La situación penitenciaria arrastra falencias estructurales que alcanzaron un récord de sobrepoblación durante el periodo anterior”, expresó Kicillof, y agregó: “Lo primero que hicimos cuando asumimos fue invertir el método de trabajo: en la Provincia se dejaron de esconder los problemas y empezamos a llevar adelante las inversiones necesarias para resolverlos”.

En ese sentido, el gobernador señaló que “el hacinamiento y la situación de los calabozos en las comisarías también tienen un impacto en materia de seguridad ciudadana porque son cuestiones que impedían bajar la reincidencia”. “Con las alcaidías el objetivo es poner las cosas en su lugar: despejar los calabozos de las comisarías y que los policías de la Provincia se aboquen a la prevención del delito en los barrios”, añadió.

A partir de una inversión de 1713 millones de pesos, se construyó este espacio de 5600 metros cuadrados, con capacidad para 312 plazas distribuidas en tres módulos de dos niveles, con cuatro pabellones cada uno. Funcionará como un ámbito de detención transitoria para evitar el uso de las comisarías durante las instancias del proceso judicial.

“Quienes cometieron un delito deben cumplir su pena en un lugar digno. Es fundamental para cumplir con nuestro objetivo de que las y los vecinos vivan en paz, ya que para eso es necesario continuar fomentando la reinserción a través de la inversión y la decisión política de un Estado presente”, sostuvo Insaurralde.

La nueva infraestructura cuenta con espacios para vinculación familiar, centro médico, un SUM y un área de servicios para el personal penitenciario. Esta obra, diseñada para favorecer la reinserción a través de los aportes de la educación, oficios y ámbitos recreativos, también permitirá que más agentes de la Policía provincial puedan abocarse a la prevención del delito en la vía pública.

En tanto, Alak resaltó: “Tomamos la decisión política de visibilizar esta situación y emprender el plan de transformación penitenciaria más importante de la historia de la provincia, no sólo por su magnitud, sino por la inversión y los recursos que son destinados a este proyecto”. “Las alcaidías son un instrumento muy importante para el Área Metropolitana. Necesitábamos llevar adelante estas construcciones para bajar la reincidencia en nuestra provincia sin generar rupturas en los vínculos familiares, que son fundamentales para la reinserción”.

El Plan de Infraestructura Penitenciaria proyecta 13 obras más de cara a diciembre de 2023. Durante una primera etapa se construyeron 2436 nuevas plazas, en tanto que en la segunda ya están finalizando otras 4100 y, con la puesta en marcha de la tercera fase, se sumarán 5500.

Estuvieron presentes, el presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia, Federico Otermín; el jefe del Servicio Penitenciario Bonaerense, Xavier Areses; la diputada provincial Lucía Iañez; el senador bonaerense Adrián Santarelli; los directores de la alcaidía departamental de Lomas de Zamora, José Luis Martí; de Enlace y Logística de Alcaidías, Rodrigo García Reyes; y de Coordinación de Alcaidías Departamentales, Darío Selva; el jefe de Gabinete local, Martín Choren; el presidente del Concejo Deliberante, Diego Cordera; y representantes del Poder Judicial; entre otros funcionarios y funcionarias provinciales.

Envianos tus noticias!

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *