San Martín

Repudian las agresiones contra un docente denunciado y reclamaron medidas para proteger a chicos y educadores

El Frente Gremial Docente de San Martín brindó esta mañana una conferencia de prensa para repudiar los hechos de violencia ocurridos ante una denuncia por el presunto abuso de un menor en el Jardín de Infantes 910 de Villa Ballester. Los educadores instaron a que la Justicia se expida sobre el hecho, y pidieron “que pueda haber clases normalmente en ese establecimiento”. “Necesitamos que haya medidas del Estado para abordar estos temas que se dan en muchas escuelas”, enfatizaron.

Encabezaron la conferencia de prensa, José Luis Nogueira, titular de SUTEBA San Martín y Tres de Febrero; Julián Bardach, de SADOP; Hernán Olmos, de AMET; Solange Pujol, de la FEB; y Claudia Salom, de UDOCBA.

Según explicó Salom, el viernes se conoció la denuncia de una madre contra un docente de Educación Física del Jardín de Infantes 910 por abuso. Dijo que, según palabras de la madre, el educador “le habría mordido el hombro a un alumno”. Explicó luego que, “la Dirección General de Escuelas separó al docente del cargo y se comenzó a investigar la denuncia”.

A pesar de esto, contó que “los padres no quedaron conformes con la decisión, y de manera violenta pidieron explicaciones”. Así, hubo acusaciones de encubrimiento contra otros docentes y directivos; y “un escrache en la casa del docente el sábado, que se volvió a repetir en la tarde de ayer, pero en esta oportunidad violentando el domicilio”. “Necesitamos que dejen a la Justicia trabajar e investigar, y que pueda haber clases normalmente en ese establecimiento”, remarcó.

“Más allá de la denuncia no podemos permitir estos actos de violencia. Por la actitud de los padres hoy el resto de los docentes no quieren trabajar, tienen miedo. Hay muchos que se están replanteando sin van a continuar dando clases en ese jardín”, señaló Pujol, al tiempo que indicó que “los docentes tienen un grado enorme de compromiso con los chicos”.

“Este es un hecho aislado en el establecimiento, e inmediatamente se separó al docente involucrado en el hecho”, expuso Nogueira, quien lamentó la vandalización de la propiedad privada del denunciado. “El día lunes hubo una reunión a nivel provincial, donde se estableció la puesta en vigencia de una resolución ministerial del 2015, que establece políticas de resguardo para chicos, docentes y auxiliares de la educación. Necesitamos que haya medidas para abordar estos temas que se dan en muchas escuelas”, afirmó.

También adelantó un abrazo simbólico al Jardín de Infantes 910 para esta tarde, del que participarán los gremios y la comunidad educativa. “Y no descartamos otras medidas si es que el Estado no actúa para resguardar, mientras dure la investigación, la integridad del docente y al resto de los docentes que trabajan en los establecimientos”, resumió.

“No se explica la reacción de los padres, porque apenas conocida la denuncia se separó del cargo al docente, y se aplicaron los protocolos correctamente”, consideró Olmos, para luego subrayar que “este tipo de casos mayormente se tornan mediáticos, y en muchos casos se comprueba que los abusos no ocurren en situación escolar sino en un contexto intrafamiliar”.

“No decimos que lo que se denuncia no ocurrió, y estamos a favor de la investigación, pero también en favor del resguardo del resto de los chicos que van al jardín y de la integridad del docente”, prosiguió. “No queremos ataques ni violencia, queremos que haya un proceso formal de investigación. Defendemos los derechos de los niños pero también el de los docentes”, cerró.

Para terminar, Bardach entendió que “hay un contexto de violencia en la sociedad, y un discurso vinculado a la justicia por mano propia (…), y a eso nos oponemos, porque hay un Estado y la estructura gremial para acompañar a los chicos, sus familias y los docentes”. “No queremos que se cometan injusticias de ningún tipo”, declaró, y reclamó “una intervención urgente del Estado ante estos hechos”.

 

 

This site is protected by wp-copyrightpro.com