Morón

Entradera y secuestro en Castelar: Retuvieron a su familia y lo llevaron a su oficina en búsqueda de dinero

Ocurrió en la esquina de Álvarez Jonte y Pedro Goyena, en Morón. Tras retener en la casa a su esposa e hijo, fueron con el hombre hasta su empresa, en el partido de Ituzaingó, en donde los delincuentes se hicieron con un botín de 20 mil dólares. Luego, los malvivientes lo llevaron de vuelta su hogar y se fugaron.

Una familia de Castelar sufrió en los últimos días una entradera en su casa de la localidad de Castelar, partido de Morón. El robo implicó momentos de mucha tensión, ya que dos personas fueron tomadas como rehenes por los delincuentes.

El asalto trascendió en las últimas horas, pero ocurrió hace dos semanas, el jueves 1 de julio, cerca de las 9 de la mañana. Todo comenzó cuando el grupo de ladrones sorprendió a dos albañiles que realizaban trabajos en la vereda frente a una casa en la calle Pedro Goyena al 3200.

Los delincuentes eran cuatros, estaban armados y se movilizaban en un auto. Tres de ellos bajaron del vehículo, los amenazaron y los obligaron a ingresar en la vivienda, que tenía el portón abierto. Toda esa secuencia fue registrada por una cámara de seguridad.

Una vez adentro, los asaltantes despertaron al dueño de casa, de 68 años, su esposa y su hijo, los encerraron en una habitación y los ataron de manos y pies con precintos. Como los malvivientes exigían dinero, el hombre, para proteger a su familia, les indicó que no tenía plata en su casa pero sí en su oficina. Y hacía allí fueron los asaltantes.

Según el medio Infobae, uno de ellos quedó en la casa custodiando a la familia maniatada y los tres restantes fueron con la víctima hasta su empresa, ubicada en el partido de Ituzaingó, a 15 cuadras del lugar, la cual se especializa en servicios de ingeniería para la industria petrolera.

Cuando llegaron en la oficina, obligaron a subir a un empleado hasta una oficina donde se hicieron de 20 mil dólares en efectivo. Finalizada esa secuencia, que también quedó filmada en una cámara de seguridad de la empresa, los delincuentes llevaron al hombre de vuelta hasta la casa, lo encerraron en otra habitación y escaparon.

Tras la fuga de los ladrones, la víctima desató a su familia y a los albañiles, y dio aviso a la policía. Intervinieron en el hecho efectivos de la comisaría séptima de Morón, que aun no pudieron dar con los delincuentes.

This site is protected by wp-copyrightpro.com