Más Noticias

El presidente anunció la extensión de las restricciones y clases virtuales en el Área Metropolitana

Esta mañana, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció la extensión de las restricciones en el AMBA, definida como zona de alerta epidemiológica y sanitaria por el alza en los casos de coronavirus en el marco de la segunda ola de la pandemia en el país.

Hasta al menos el 21 de mayo, no habrá clases presenciales ni actividades educativas no escolares presenciales en los todos los niveles. En ese sentido, avanzan en la Justicia bonaerense varios amparos presentados tanto por padres, como por instituciones educativas e intendentes opositores.

Otras actividades suspendidas

  • Centros comerciales y shoppings
  • Las actividades deportivas, recreativas, sociales, culturales y religiosas en lugares cerrados
  • Locales comerciales entre las 19 horas y las 6 horas del día siguiente, con excepción de los esenciales con horario nocturno
  • Deportes: Se prohíben los deportes grupales
  • Casinos, bingos, discotecas, y salones de fiesta
  • Horario de cierre gastronomía: Entre las 19 horas y las 6 horas del día siguiente. Luego de las 19 podrán continuar bajo las modalidades delivery. En los horarios autorizados de funcionamiento, sólo podrán atender a sus clientes en espacios habilitados al aire libre.
  • Prohibición de circulación: Se prohíbe la circulación entre las 20 y las 06 de la mañana de cada día. Según las jurisdicciones, las autoridades podrán solo ampliar estos horarios en función de las especificidades de cada lugar
  • Transporte público: Solo para esenciales y autorizados.

“La situación no se encuentra de ninguna manera resuelta. La cantidad de casos es realmente muy elevada”, señaló en su discurso el jefe de Estado, y expuso que “la situación epidemiológica en el AMBA es crítica y tenemos otras zonas con alta tensión sanitaria”.

En cuanto al dictado de clases presenciales, el presidente expresó que está al tanto “de las dificultades que esto plantea a los niños, niñas, adolescentes y a las familias”. “Lamentablemente, en estas zonas de alarma se trata de una medida necesaria para reducir la circulación”, agregó. Añadió que el desafío es “retomar en estas zonas la presencialidad cuidada cuando los indicadores epidemiológicos y sanitarios lo permitan”.

This site is protected by wp-copyrightpro.com