Más Noticias

Sin respaldo social ni político, Kicillof no se animó a aplicar el toque de queda

No hay consenso con los intendentes, y un toque de queda sin las herramientas municipales es una medida inaplicable. Por eso Axel Kicillof demoró el anunció de las restricciones recomedadas por un decreto nacional que dispone, a discreción de cada gobernador, un cese en la circulación durante la trasnoche y madrugada con el fin de contener el avance del coronavirus en Argentina. Finalmente, las nuevas medidas de control se conocieron despues del mediodía de hoy.

La mayoría de las provincias informó los detalles de qué medidas aplicará y cuáles no, sin embargo, en la de Buenos Aires todavía no están claras las definiciones. La resistencia adelantada por comerciantes de la costa atlántica y la postura a favor de la economía manifestada por intendentes como Jorge Macri, de Vicente López, o Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, pusieron en alerta al gobierno del ex vecino porteño, Axel Kicillof.

La discusión está dada en que si el aumento de los casos en la región tiene que ver con la actividad nocturna; o con las masivas manifestaciones que se dieron semanas atrás en la Ciudad de Buenos Aires, como el velorio de Maradona o las marchas a favor y en contra del aborto, o también con la actividad diurna en clubes o quintas, entre otros lugares.

En la Provincia hablan de un “empeoramiento significativo” de la situación. Se multiplicaron los contagios, mientras que aumenta la ocupación de las camas de UTI con casos de COVID, aseguraron desde el gobierno local.

“Hoy no vamos a tomar definiciones o medidas puntuales, tenemos que contar con la opinión de todos los intendentes”, señalaron desde el gobierno de Axel Kicillof, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires las restricciones se limitaron a cerrar los locales entre la 01 y las 06, pero se podrá circular.

Finalmente, pasado el mediodía de hoy, el gobierno de la provincia de Buenos Aires detalló, en un comunicado de prensa, las nuevas restricciones por el aumento de casos de coronavirus que entrarán en vigencia el lunes 11 de enero a partir de las 01 horas.

Así, a partir de ese día, la mayoría de los municipios bonaerense no podrán tener actividades comerciales, artísticas, deportivas, culturales, sociales y recreativas entre la 01 y las 06 de la mañana, al igual que lo establecido en la Ciudad de Buenos Aires. Nada se dice en el envío de prensa sobre la circulación, por lo que se infiere que será irrestricta.

Sí se estableció que el transporte público será solo para actividades esenciales; que se reforzarán los controles; y que en el caso de las fiestas clandestinas, además de la sanción penal, las multas para organizadores y también para asistentes podrán ascender hasta los 3 millones 364 mil pesos.

La resistencia mediática de intendentes cambiemistas y también de empresarios gastronómicos y del esparcimiento nocturno triunfó, y así el gobierno central dictaminó una norma general que libera a cada gobernador a determinar restricciones en cada provincia. De esta forma, en Buenos Aires, el gobernador no se animó a establecer medidas duras y socialmente antipáticas, solo copió lo normado en la Capital Federal.

This site is protected by wp-copyrightpro.com