San Isidro

Tras un parate de siete meses por el coronavirus, voluntarios volvieron a limpiar la costa de San Isidro

Luego de una larga pausa por el coronavirus, el Municipio y la Fundación Regenerar realizaron esta actividad que busca generar conciencia y eliminar el plástico en la costa del distrito.

El sábado 15 de febrero había sido la última jornada de limpieza del río que organizaron el Municipio de San Isidro y la Fundación Regenerar para generar conciencia y eliminar el plástico en la costa del partido.

Tuvieron que pasar siete meses, para que los vecinos se vuelvan a poner los guantes, ropa cómoda y agarren las bolsas para recolectar la basura que llega a la ribera. Pero claro, la imagen fue distinta por la pandemia de coronavirus, y no hubo reuniones grupales, sino un marcado distanciamiento y uso de tapabocas en todos los participantes, que arrancaron en Pacheco y el río, y llegaron hasta Paraná.

“No hay mejor manera para aprender a cuidar el medio ambiente que involucrándose con él, cualquiera sea la vía. Por eso, me encanta colaborar y sumarme a esta iniciativa”, expresó María Luján García, vecina de Martínez.

Junto a ella decenas de voluntarios juntaron residuos que separaron en distintos tipos de bolsas, de rafia para los reciclables y otras blancas para los que no pueden tener un segundo uso.

Según los estudios, el material que más contamina el río, por lejos, es el plástico, representando cerca del 70 por ciento en peso de lo encontrado. Dentro de los plásticos predominan botellas descartables de bebidas, bolsas y envoltorios. También, crecen las alertas sobre el crecimiento notorio de latas de bebidas.

En ese sentido, el subsecretario de Espacio Público de San Isidro, Leandro Martín resaltó: “Esta actividad ayuda a concientizar sobre el cuidado del ambiente y mantener limpia la ribera. También a tomar conciencia sobre de qué manera disponemos nuestros residuos”. Y explicó que al finalizar cada jornada, se juntan unos 1000 kilos de residuos reciclables.

“Nuestro objetivo es, en lo posible, que toda esa basura tenga una segunda utilidad y que sea transportada a un centro de reciclado”, indicó Nicolás Baca Castex, director de la Fundación Regenerar.

Sin dejar de recolectar residuos, Micaela Velázquez, de Acassuso, comentó: “Estábamos ansiosos por volver a esta actividad. Nos divertimos, disfrutamos del aire libre y lo más importante cuidamos el medio ambiente”.

“Esta propuesta crea conciencia de la contaminación que generamos y cómo afecta todos los días. El problema de los plásticos es cada vez más evidente por eso es importante que se sigan sumando los vecinos”, concluyó Martín Gómez, de San Isidro.

La actividad se continuará haciendo el tercer sábado de cada mes. Todos los interesados en participar pueden hacerlo. Se deben respetar las medidas de bioseguridad, distanciamiento social y uso de tapabocas. También se recomienda llevar calzado cerrado y guantes.

 

This site is protected by wp-copyrightpro.com