Vicente López

Jorge Macri encabezó una nueva charla vía Zoom, esta vez con el economista Juan Carlos De Pablo

El anfitrión y el reconocido economista conversaron ante cientos de participantes que se sumaron a una nueva edición de los encuentros semanales vía Zoom.

En una nueva presentación del ciclo de charlas, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, dialogó vía Zoom con el economista argentino y columnista en el diario La Nación, Juan Carlos De Pablo.

Durante el encuentro, el jefe comunal opinó sobre la importancia de contar con la coordinación económica de dos sectores de la sociedad: “Tenemos que terminar con esta dicotomía de público o privado. Necesitamos un sector privado que empuje, que desarrolle, que emprenda, que genere empleo, que sea transformador, que se anime, que sea ‘mejor’ que como fue hasta ahora. Y también un Estado que se dedique a no dejar a nadie atrás. Sin un sector privado que empuje, que desarrolle, que emprenda, no hay Estado que alcance”.

Con la moderación de Franco Bagnato, los vecinos presentes pudieron desarrollar algunas preguntas e inquietudes, y celebraron la posibilidad de contar con este espacio semanal, que se llevó adelante por decimotercer miércoles consecutivo.

Para concluir el encuentro, ambos hablaron del valor de la educación como puente de empleo. “Hay que recuperar la movilidad económico-social. Esto quiere decir que hay que ser exigentes. Entender desde el punto de vista del maestro, el profesor, el director, los padres y del ministro, que la educación es exigente, es en serio”, subrayó el especialista y profesor de la Universidad de San Andrés.

En esa línea, Jorge Macri destacó que esa exigencia es la que permite que, el día de mañana, cada estudiante tenga oportunidades laborales: “En Vicente López tenemos la escuela pública Paula Albarracín, que está definida como una de las mejores escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires, y tiene un examen de ingreso muy exigente. Los chicos que salen de ahí, consiguen laburo y pueden seguir estudiando donde quieren, como pasa con la escuela técnica de Villa Adelina. Son lugares difíciles, exigentes, pero que construyen oportunidades en serio. No es un camino de contención, sino que es un trampolín real de formación y de educación hacia el empleo”.

This site is protected by wp-copyrightpro.com