San Isidro

“Botellas de amor”, una manera fácil y efectiva de reciclar plásticos en San Isidro

El Municipio firmó el primer convenio del país para realizar esta iniciativa que consiste en acopiar plástico de un solo uso dentro de botellas para ser reciclados y reconvertidos en madera plástica. Ya se colocaron cuatro puntos de recolección en distintos sectores del partido.

Tras firmar un convenio con la Fundación Regenerar, San Isidro se convirtió en el primer municipio del país en ser centro de acopio oficial del “Botellas de amor”, un programa de reciclaje de los “plásticos de un solo uso”, es decir, aquellos que se convierten en basura inmediatamente después de su consumo.

“Seguimos sumando herramientas para hacer de San Isidro un lugar cada vez más sustentable. Realmente, es una acción muy sencilla que causa un gran impacto positivo a nivel mundial”, expresó el intendente Gustavo Posse.

La acción es muy simple, los vecinos deben compactar todos los materiales plásticos dentro de una botella y llevarlos a los puntos de recolección que el municipio instaló en distintos puntos del distrito. Luego, la Fundación Regenerar se encarga de que lo recolectado sea reciclado y reconvertido en madera plástica, un material utilizado para construir casas, muebles o cualquier elemento que requiera madera convencional.

De esta forma, se busca dar una segunda vida a los plásticos flexibles que no son fácilmente reciclables en el país como paquetes de fideos, polenta, envoltorios de golosinas, snacks, entre otros.

“Para fabricar estos plásticos se utilizan diversos recursos naturales. Al reciclarlos estamos evitando que estos se sigan explotando y disminuimos la contaminación ambiental ya que tardan siglos en degradarse”, detalló Nicolás Baca Castex, director de la Fundación Regenerar.

El subsecretario de Espacio Público de San Isidro, Leandro Martín agregó: “Es un orgullo seguir profundizando en estas medidas que nos ayudan a generar menos basura, ser más conscientes del cuidado del ambiente y aprovechar los recursos naturales”.

Tomás Rodríguez, director de Reciclado de San Isidro, completó: “Hace muchos años que estamos trabajando en educación ambiental en distintas escuelas a través del programa “Clase Verde”. Muchas propuestas que nacen en ese contexto hoy se ven plasmadas en las calles para que toda la sociedad la pueda poner en práctica y, así, cuidar nuestro ambiente”.

Puntos de recolección

Están ubicados en la Plaza Sagrada Familia, en Juncal y Bogotá, Martínez; la Plaza Roca, en Rivadavia y Roca, Beccar; el Parque Arenaza de Boulogne, en Gorriti, Lamadrid y Bomberos Voluntarios; y la Plaza Yrigoyen, frente al Palacio Municipal, en San Isidro.

Cómo llenar una botella de amor

Primero se debe buscar una botella plástica vacía de cualquier tamaño y llenarla solo con plásticos.

Con la ayuda de algún elemento rígido hacer presión para comprimir los residuos hasta quedar lo más compactos posibles.

Es importante no colocar papel, cartón, pilas, aluminizados ni telgopor.

This site is protected by wp-copyrightpro.com