Tres de Febrero

Un joven mató de un escopetazo a un presunto ladrón en Ciudadela

Fabrizio Álvarez, tatuador de 26 años, mató de un escopetazo a un presunto delincuente al que sorprendió cuando intentaba robarle la batería de su auto en su casa de la localidad de Ciudadela. Ocurrió durante la madrugada de hoy en una vivienda situada en Ricchieri al 2800, en Ciudadela Norte, donde la víctima se encontraba junto a su hermana.

El joven escuchó ruidos y, al asomarse al patio, vio a una persona que intentaba apoderarse de la batería de su auto. Álvarez increpó al ladrón, que llevaba un arma blanca, y forcejeó con él, tras lo cual logró zafarse e ingresar a su casa, donde se apoderó de una escopeta calibre 16, con la que instantes después le disparó.

El sospechoso recibió un disparo en pecho, a raíz del cual murió poco después en el patio de la casa, donde fue hallado por la policía, que acudió tras un llamado del propio Álvarez.

Efectivos de la comisaría de Ciudadela Norte demoraron al tatuador y secuestraron el arma, al tiempo que convocaron a los peritos de la Policía Científica para que lleven a cabo las tareas de rigor en la escena del hecho. Álvarez fue trasladado a la a Fiscalía 2 de San Martín, donde fue indagado por el fiscal Sergio López.

Los pesquisas añadieron que el arma secuestrada al tatuador cuenta, en principio, con la documentación correspondiente, y dijeron que el hecho se produjo en el interior de la vivienda, por lo que se estaría ante un caso de legítima defensa, aunque se aguardan los resultados de diversas pruebas para certificarlo.

This site is protected by wp-copyrightpro.com