San Miguel

Geriátrico de la muerte en San Miguel: Así fue el procedimiento de traslado de los abuelos

Hoy se cononoció que 16 abuelos murieron a raíz de un brote de coronavirus que tuvo lugar en el geriátrico Bello Horizonte de San Miguel. Tras una denuncia de los dueños del lugar y familiares de residentes al Municipio por supuestas anomalías en el procedimiento de evacuación, se conocieron imágenes del traslado de los ancianos e información administrativa sobre irregularidades en la Dirección Médica del lugar.

Una cedula de intimación con fecha 3 de julio de 2020 refuta declaraciones de la dueña del lugar, Verónica Nogueira, quien luego del primer caso conocido de COVID 19 denunció que desde el Municipio “tomaron el geriátrico a la fuerza” y no le permitieron brindarles las historias clínicas de cada paciente junto con sus medicamentos.

“Se intima a usted, en su carácter de director médico del establecimiento, a hacer entrega de la totalidad de la información médica necesaria para la correcta atención de los residentes”, señala el acta entregada días antes de que se determine la evacuación de una treintena de ancianos. La nota que llevaba la firma de varios funcionarios de Salud pedía “historias clínicas, indicaciones de medicamentos y dieta alimentaria, además de prescripciones consideradas de relevancia”.

“El lugar no tenía historias clínicas”, aseguran desde la Municipalidad de San Miguel, y además señalaron fuentes que el mismo director del lugar estaba aislado en su domicilio.
Cabe destacar que el control de los geriátricos en lo referente a su funcionamiento es de exclusiva responsabilidad del gobierno de la provincia de Buenos Aires.

A partir de las muertes de los abuelos, 6 con coronavirus y 10 con distintas afecciones, se dieron acusaciones sobre el supuesto traslado de los ancianos en vehículos de tránsito. Sin embargo, en las imágenes del procedimiento se ven ambulancias del SAME provincial y de la Secretaría de Salud de la Municipalidad.

Asimismo, constataron en fotos que serán presentadas en la Justicia, el deplorable estado en el que se encontraban alojados muchos de los abuelos que terminaron falleciendo.

También afirmaron los denunciantes que “los sacaron de su hogar en los días más fríos del año”, lo que se vuelve irrelevante cuando la residencia está siendo evacuada por un latente brote de coronavirus.

“Abandonarlos era dejarlos en el lugar”, manifestaron fuentes consultadas por SM Noticias, las que recordaron que “esto arrancó con una enfermera, empleada del geriátrico, que contrajo el virus en un festejo y lo dispersó en el lugar”. “Si no actuábamos, hubiera sido peor”, remarcaron.

This site is protected by wp-copyrightpro.com