Denuncias y pedidos

Sin San Atilio como vertedero clandestino, Ishii no tiene dónde tirar la basura

El cierre forzado del basural de San Atilio por parte de los vecinos generó que pequeños espacios verdes del distrito se conviertan en nuevos vertederos por parte de los carreros, red ilegal de recolectores que, ante la anarquía del gobierno y las autoridades paceñas, cobran por levantar los residuos domicilios.

Son tres cuadras a lo largo del frente del cementerio municipal, sobre la calle Chuquisaca. Siempre hubo basura, pero en estas últimas semanas el foco de infección se incremento de manera exponencial. La denuncia llegó al WSP.

Nobleza obliga, el Municipio envía en ocasiones camiones de limpieza, pero el circulo vicioso es alimentado por el propio Estado local, que no cumple con la recolección domiciliaria, que por deudas con la CEAMSE no puede enviar para su tratamiento los residuos sólidos urbanos, y por la permisividad y complicidad con los carreros que hacen de la recolección clandestina una necesidad para los vecinos.

This site is protected by wp-copyrightpro.com