Morón

Ghi retoma su actividad y adelantó que se intensificarán los controles en la calle y las medidas de prevención

Tras un segundo testeo negativo, el intendente concluye hoy la cuarentena obligatoria que inició por tener a ambos padres contagiados de coronavirus.

El intendente de Morón, Lucas Ghi, retomará mañana su actividad normal luego de dos semanas de aislamiento estricto al que se vio obligado por el vínculo estrecho con sus padres, quienes se encuentran internados con coronavirus. La primera actividad pública del intendente será en la ciudad de La Plata, donde participará junto a otros jefes comunales y el gobernador Axel Kicillof del lanzamiento del Fondo de Infraestructura Municipal, que distribuirá entre los distritos bonaerenses alrededor de 2 mil millones de pesos para obras públicas.

A continuación, el intendente supervisará la implementación de las nuevas medidas sanitarias y de control de la circulación dispuestas por el Municipio para contener el avance de la pandemia de coronavirus. En el marco del crecimiento de casos positivos en toda el área metropolitana, el intendente decidió intensificar las acciones para evitar el traslado y la circulación innecesaria de personas y vehículos en los barrios y centros comerciales de Morón. Para ello, se ordenó un mayor despliegue de personal municipal de Seguridad, Tránsito y Defensa Civil, que se suman a las tareas de control de la Policía bonaerense en las áreas de acceso a la autopista, las estaciones de ferrocarril y las arterias con mayor tránsito peatonal y vehicular.

En ese marco, además, el mandatario dispuso la instalación de postas sanitarias y de prevención en los barrios Carlos Gardel, en El Palomar; Presidente Ibáñez, en Morón Sur; y San Juan, en Castelar Sur. En esos lugares, además, se viene desplegando un intenso programa de detección temprana de coronavirus mediante la visita casa por casa de operadores sociosanitarios que encuestan a las y los vecinos y realizan la evaluación clínica primaria, para su oportuna derivación a un centro de salud o de aislamiento.

En el día de hoy, Ghi se comunicó con un vecino afectado por coronavirus que se encuentra cursando su aislamiento en uno de los hoteles alojamiento que el Municipio tiene preparados como ámbitos de contención para pacientes leves o en estudios que no pueden cumplir la cuarentena en sus hogares.

Morón cuenta actualmente con 73 habitantes que se encuentran internados dentro y fuera del municipio con diagnóstico positivo de coronavirus, de un total de 123 casos que fueron detectados desde el inicio de la pandemia. De estos últimos, 41 se recuperaron y 9 fallecieron, mientras que se descartó la enfermedad en más de mil vecinos que fueron testeados.

El propio intendente de Morón fue testeado en dos oportunidades y en ambas el resultado dio negativo, hace 10 días, cuando le fue diagnosticada la enfermedad a su padre, y hoy cuando se cumplen dos semanas de la última vez que vio a su progenitor. Tras descartar el contagio, Lucas Ghi retomará mañana la rutina laboral que tuvo hasta el inicio de su proceso de cuarentena.

This site is protected by wp-copyrightpro.com