Son cuatro argentinos y un venezolano. La Policía de la Ciudad encontró el auto que era buscado por este episodio y otros robos en Capital Federal, Vicente López, Munro, Olivos y San Isidro.

Un venezolano y cuatro argentinos fueron detenidos por la Policía de la Ciudad en el marco de la investigación por el asalto a un hombre en el estacionamiento del shopping Soleil del partido bonaerense de San Isidro, que fue baleado frente a su hija y quedó parapléjico, según informaron fuentes policiales.

Este martes cerca de las 8 de la mañana, un Chevrolet Prisma negro que circulaba repetidamente y con las ventanillas bajas por las calles Chiclana e Inclán llamó la atención del personal policial.

Los efectivos pidieron colaboración para detenerlo, lo interceptaron y, al consultar la patente del vehículo en el sistema, apareció una orden de secuestro e identificación de los ocupantes del Juzgado de San Isidro y una vinculación con otros hechos delictivos.

El auto era conducido por un hombre de nacionalidad venezolana que estaba acompañado por cuatro personas más, dos mujeres y dos hombres argentinos que fueron detenidos.

Además, se estableció que el auto tenía varios requerimientos de la Justicia Criminal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de Provincia, porque habría sido utilizado en varios robos en las ciudades de Vicente López, Munro, Olivos y San Isidro, incluyendo el ataque en el shopping.

También, de acuerdo a fuentes policiales, contaba con un pedido de secuestro en la causa de la banda que asesinó al turista inglés Matthew Gibbard el 14 de diciembre en Puerto Madero.

La víctima del asalto en el shopping Soleil es Sebastián Domínguez, quien trabaja como encargado de una fábrica textil y está internado en la terapia intensiva del Hospital de San Isidro, donde fue sometido a una cirugía y actualmente perdió sensibilidad del pecho hacia abajo.

El hombre había ido al shopping a comprarle un regalo a su padre y cuando caminaba por el estacionamiento junto a su hija de 10 años para regresar a su auto, donde lo esperaban su hermana y su otro hijo de 4, fue abordado por un ladrón que le arrancó una cadena de oro y le disparó.

El caso es investigado por el fiscal Sergio Szyldergemejn, de la Unidad Funcional de Instrucción de Boulogne, y por personal de la comisaría local y la Dirección Departamental de Investigaciones de San Isidro.