Más consecuencias del total desgobierno que existe en José C. Paz. Sin la presencia del Estado, las empresas hacen los que quieren, como la línea de colectivos 391 que, a través de sus choferes, se burlan de los vecinos del barrio La Paz, dejándolos varados durante horas porque no completan el recorrido. La gente les reclama, y solo reciben insultos.

“La mitad de los chóferes no terminan el recorrido. Dejan a la gente dónde a ellos les parece”, cuenta, en contacto con el Whatsapp de SMnoticias, César Moreno. Las excusas van desde el estado de las calles hasta la inseguridad.

Un vecino que no es usuario del transporte público, pero que se solidarizó con la gente del barrio, bajó de su auto y encaró a uno de los choferes. “Órdenes de la empresa”, indicó improvisando una respuesta. Ante la insistencia, el conductor del interno optó por el insulto: “Me filmas como un tarado”.