Tras una denuncia de vecinos que veían a los empleados del lugar con la cara cubierta, la Dirección de Bromatología del Municipio de Malvinas Argentinas se acercó para realizar una inspección y detectó irregularidades relacionadas con ciertos alimentos y cobros indebidos, por lo que el comercio fue clausurado. Se descartó totalmente la presencia de Coronavirus.

Varios clientes del supermercado Mega, ubicado en avenida del Sesquicentenario y Los Patos, en Grand Bourg, se sorprendieron cuando esta semana vieron a los empleados que atienden las cajas utilizando barbijos. La sugestión fue mayor al tratarse de un local de dueños chinos y el rumor de posibles casos de Coronavirus no tardó en expandirse en las redes sociales, más aún cuando la clausura del lugar se hizo efectiva.

SMnoticias consultó fuentes oficiales y explicaron que desde el Municipio se realizó una inspección en el lugar y detectaron irregularidades tales como comida en el suelo y falta de higiene en algunos sectores.

Asimismo se le hizo estudios a todos los empleados y dueños del lugar, así como también se certificó que nadie tiene parientes o personas cercanas que hayan venido de China en el último tiempo.

Ante la consulta de por qué los empleados utilizaban barbijos para atender al público, se explicó que era una disposición de los dueños pero que no tenía ningún fundamento lógico.

Desde el Municipio aclararon que el procedimiento a seguir consta en la regularización, por parte del comercio, de los problemas detectados, y una vez que esto se verifique el supermercado podrá reabrir sus puertas.