“Los chicos son rehenes de las promesas de campaña que nunca cumplió el intendente Mario Ishii”, cuenta, en contacto con el Whatsapp de SMnoticias Haydee, vecina del barrio Mirador de Altube.

“Nos prometieron cortar el pasto, poner los juegos y arreglar las calles”, nada de eso sucedió, dice sin sorpresas la mujer, que padece vivir en cercanías al predio de Andrés Bello y Santa María de Oro.

“Dijeron que iban a armar una plaza para los pibes del barrio, trajeron fierros y los tiraron en los pastizales”, denuncia la vecina, y asegura que los chicos, en su impaciencia, juegan entre los armazones de los juegos. “Se van a lastimar”, advierte.

Haydee califica la decisión del gobierno de Mario Ishii como “una burla”, que se suma a toda la inacción de años. “No tenemos cloacas, no nos levantan la basura porque el intendente prestó los camiones para otro distrito, cierran las salitas y cada vez hay más ratas”, manifestó, no en referencia a los gobernantes paceños, si no a los roedores con los que deben convivir por la desidia municipal.