Los artefactos fueron instalados por el Municipio en los barrios El Prado y Don Bosco de Benavídez. La colocación del alumbrado público se lleva adelante en todo el distrito, para brindar mayor seguridad a los vecinos.

Con fondos del Municipio, Tigre continúa con la conexión de nuevo alumnado público en más localidades de Tigre. En esta ocasión, las farolas fueron instaladas en Calle 5, desde Marabotto hasta Ituzaingó, en el barrio Don Bosco; y en Liniers, entre Garmendia y El Salvador, en el barrio El Prado, en la localidad de Benavídez.

El personal del Municipio ejecuta estas labores con el objetivo de contribuir con la seguridad de los vecinos que transitan hasta altas horas de la noche por la vía pública.

Estas tareas se suman a otras realizadas por la cuadrilla comunal como la recolección de montículos, pavimentación de calles y renovaciones de veredas, entubamiento y demarcaciones viales, entre otros.