El apuntado es José María Gómez, dueño del restaurante “Aquiles”, ubicado en avenida Mitre y Laprida. La víctima es una moza de 23 años que radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer. El local fue allanado por la Policía.

Malena Rosario González, nieta de la popular cantante Lía Crucet, denunció que sufrió un intento de abuso sexual en el restaurante “Aquiles”, ubicado en avenida Mitre y Laprida. La denuncia apunta directamente contra el ex empleador del local, José María Gómez, un ex participante del reality show “Soñando por bailar”, conocido como ‘el Carni’.

Lejos de quedarse callada, Malena decidió hacer pública la denuncia mediante una entrevista radial y un posteo de Facebook que se hizo viral en pocas horas. Además, realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer de Vicente López el pasado 10 de enero, el mismo día en el que ocurrió el hecho.

“En horario laboral, primero me pidió que pase un trapito en el espejo de baño de hombres y él entró y se puso a orinar enfrente mío. Entonces yo salí inmediatamente, me dio vergüenza ajena. Sigo con mi tarea en el antebaño el me agarra de la cintura diciéndome: ‘Que bien que trabajas’”, comenzó relatando la joven en su cuenta de Facebook.

“Se lo dejo pasar, trato de olvidarme y sigo trabajando. Más tarde, en la hora de mi break, me siento a comer y me manda a llamar por el encargado a su oficina. Me hacen dejar de comer, voy y me pregunta si yo hacía deporte, a lo que yo respondo que no. Y me dice ‘tenés un lomazo’. Yo le respondo ‘bueno, gracias’, y continúa diciéndome ‘a ver, sacate el faldón’. Se pone atrás mío y me dice ‘tenés unas nalgas enormes’. Yo ahí entre en pánico”, continuó la chica.

“Me dice después ‘te voy acomodar la camisa’, y me mete la mano adentro del pantalón tocándome la cola. Ahí yo empecé a querer irme ya, quería correr. Le pregunto si necesitaba algo más, y me dice ‘mañana te voy a dar otro evento así te hago ganar más platita’. Me pide mi teléfono para pasarme el horario, yo salgo pálida. Le conté a una compañera, y me dijo que ‘esa manía no se le va más’. Mi otra compañera me abrazó y me dijo: ‘Te aconsejo como madre, agarra tus cosas y andate de acá ya’”, agregó Malena.

Según contó la joven, el encargado minimizó la situación y le pidió que no le cuente nada. “Le fui a contar al encargado y me pidió que no me vaya, que tome un vaso de agua y siga trabajando, que no se lo cuente a nadie. Que por ahí este señor se pensó que yo era como las demás, que iba acceder a sus pedidos. Ahí agarré mis cosas y me fui llorando”, concluyó la víctima, quien deja entrever que otras empleadas o ex empleadas también pudieron haber sufrido acosos por parte de este sujeto.

La nieta de Lía Crucet radicó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y Familia de Vicente López, ubicada en Tomás Espora 3045, en el barrio de Olivos. Por su parte, el acusado quedó imputado por abuso sexual y en las últimas horas el local de comidas fue allanado por pedido de la Justicia. La propia víctima publicó en su cuenta de Facebook una fotografía del momento en un patrullero arriba al negocio para notificar a los dueños.