Con el objetivo de prevenir accidentes, el Municipio realiza raleos en tipas y otras especies en Eduardo Costa, desde Roque Sáenz Peña a Paraná. Gracias a esta tarea preventiva, de 8 árboles caídos al año se pasó a un solo episodio.

Con el objetivo de evitar accidentes en la vía pública, el Municipio de San Isidro comenzó un operativo especial de raleo en las tipas de Eduardo Costa a lo largo de 30 cuadras, de Roque Sáenz Peña a Paraná, en Acassuso y Martínez.

“Este mismo trabajo preventivo se realizó el año pasado sobre avenida Libertador y fue muy eficaz, ya que de 8 árboles caídos al año por acción del viento pasamos a tener un solo episodio”, explicó el subsecretario de Espacio Público, Leandro Martín, y contó que hubo más de 200 reclamos y notas de vecinos pidiendo este tipo de tareas por una cuestión de seguridad.

Las intervenciones se hacen en unas 270 tipas añejas de hasta 30 metros de altura y otras especies con riesgo inminente de caer y producir algún daño. Además hay árboles que están ingresando dentro de las propiedades de la gente.

Para el operativo especial el Municipio despliega 6 grúas de diferente altura, 2 equipos chipeadores que trituran ramas y personal de Espacio Público. Los trabajos se realizarán, de 8 a 16, durante 15 días hábiles. Con restricciones al tránsito se avanzará de 2 a 3 cuadras por día.

Según el informe técnico, elaborado por ingenieros agrónomos, en Eduardo Costa existen los siguientes riesgos a mitigar, rajaduras; afecciones fitosanitarias y/o quiebre de troncos a nivel del suelo; también éste mismo riesgo, pero en la porción del tronco, es decir, desde el suelo hasta la primera ramificación.

Además, dice el informe, desprendimiento de ramas de gran porte; y quebradura de ramas quedando retenidas por otras ramas de la copa del propio árbol, de otros árboles linderos o por cableados de servicios. También, descalzado de las raíces del árbol en su conjunto -o parcialmente- por efecto del viento que ejerce su acción sobre la copa.

“El plan consiste en raleo de ramas que invaden Eduardo Costa; raleo de ramas en altura para bajar la incidencia de la copa del árbol a la acción del viento; y despejar las ramas que se inclinan hacia las propiedades frentistas. De este modo, lograremos prolongar la belleza urbana de esta importante arteria urbanística, además de brindar seguridad”, precisó Leandro Martín.