Se trata de una oficial de la Policía Local de San Martín. Su novio dijo que discutieron y ella se disparó. El hecho ocurrió n la localidad de Presidente Derqui, en el partido de Pilar.

Una policía bonaerense fue hallada baleada en la cabeza en su casa de Derqui y durante la madrugada de este miércoles permanecía internada en estado crítico en un hospital, luego de ser operada, y se investiga si se trató de un intento de suicidio o fue agredida por su pareja, con quien había discutido previamente.

El hecho, que se dio a conocer este martes, ocurrió el pasado domingo en una vivienda ubicada en las calles Aráoz Alfaro y San Cayetano, en esa localidad del partido de Pilar, en el norte del Gran Buenos Aires.

Todo comenzó con un llamado al 911 que alertó acerca de una joven con una herida de arma de fuego dentro de la casa. Una vez allí, los policías hallaron con un balazo en la cabeza -a la altura de la sien, del lado izquierdo- a la víctima, a la que identificaron como Débora Yanet Giménez, de 26 años, quien se desempeña como oficial de la Unidad de Prevención de la Policía Local de San Martín.

Giménez, quien al momento del hecho se encontraba franco de servicio y vestida de civil, fue trasladada de inmediato en ambulancia al Hospital Austral de Pilar, donde fue intervenida quirúrgicamente y permanecía internada en estado crítico.

Los voceros indicaron que en la casa se encontraba el novio de la joven, quien les relató a los agentes que había mantenido una discusión con su pareja y que luego la policía fue hacia el baño y se efectuó un disparo con su arma reglamentaria.

Investiga el hecho el fiscal Germán Camafreita, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción 4 Descentralizada de Pilar, quien ordenó que personal de la Policía Científica de esa jurisdicción realizar los peritajes correspondientes en la causa que caratuló como “tentativa de suicidio”.

Fuentes judiciales informaron a Télam que también ordenó un barrido electrónico de pólvora en las manos de su esposo, un chofer de patrulleros municipales de San Martín que estaba con la mujer en el momento del hecho.

Sin embargo, los investigadores no descartaban que se haya tratado de un intento de femicidio y también dispusieron el secuestro de la pistola calibre 9 milímetros Bersa Thunder de la mujer, para realizar los cotejos balísticos correspondientes. “En principio todo indicaría que se trató de un intento de suicidio pero no podemos descartar ninguna hipótesis”, dijo un vocero encargado de la pesquisa.