Fue un operativo conjunto entre la Provincia y la Municipalidad de San Miguel. Hay tres detenidos. Se incautaron más de 500 dosis de cocaína y marihuana.

Personal de la Municipalidad de San Miguel, de la Policía Bonaerense y de Defensa Civil local derribaron anoche tres búnkers que eran usados por una banda para comercializar estupefacientes. El espacio será recuperado para los vecinos del distrito.

El operativo se realizó tras el allanamiento de la Policía Bonaerense de cuatro viviendas ubicadas en la calle La Quiaca, entre Santa Fe y Bella Vista, en barrio San Ambrosio. Tres de ellas fueron destruidas con el aval de la fiscalía interviniente para evitar que nuevos vendedores puedan instalarse y seguir con el narcomenudeo, ya que en febrero se había realizado un procedimiento por el mismo hecho ilícito en el lugar.

Se secuestraron clorhidrato de cocaína en trozos compactos y las denominadas “tizas”, de las cuales se podrían fraccionar en más de 500 dosis. También se incautaron marihuana en forma de cogollos, celulares y armas de fuego, como una pistola calibre 45 y un revolver calibre 38.

El procedimiento fue desarrollado por la Subdelegación San Miguel de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado y contó con el apoyo de la Jefatura Departamental Pilar, la Distrital San Miguel, comisaría segunda de Bella Vista y Comando de Patrulla San Miguel.

Los tres detenidos fueron acusados de integrar una banda narco dedicada a la venta al menudeo y quedaron procesados por presunta infracción a la Ley de Drogas. Intervienen en la causa el Juzgado de Garantías 4 y la Fiscalía de Estupefacientes, ambos pertenecientes al Departamento Judicial San Martin.