La situación de desfinanciamiento que atraviesa a cada uno de los eslabones que componen el Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, que se viene produciendo desde hace dos años y que en los últimos meses se ha profundizado ante el no cobro del subsidio correspondiente a este año, llevó a los Bomberos Voluntarios a estar en estado de alerta ante la inminente imposibilidad de brindar a la comunidad el servicio de seguridad siniestral.

La falta de cobro del subsidio, financiamiento genuino establecido por ley nacional, impide a más de 1000 cuarteles mantenerse operativos y en funcionamiento para salvar las vidas y los bienes de los argentinos en todo el territorio nacional.

El gobierno de Cambiemos les ha quitado a los Bomberos Voluntarios lo que por ley les corresponde, un casi 60 por ciento de la partida presupuestaria que liquida la Subsecretaría de Seguros de la Nación.

En repetidas oportunidades se hizo saber que esta reducción de partida era parte de la necesidad del gobierno de reducir el gasto público, pero se debe aclarar que este financiamiento no forma parte de ese gasto público, ya que el fondo proviene de una cuenta de recaudación, donde todas las compañías aseguradoras del país hacen su aporte obligatorio del 5 por mil a la Superintendencia de Seguros de la Nación, quien trimestralmente transfiere al Ministerio de Hacienda lo recaudado, para efectivizar las correspondientes transferencias a las federaciones, asociaciones y al Consejo de Bomberos Voluntarios.

A todo este padecer que viene transitando el Sistema de Bomberos Voluntarios de Argentina, se suma una iniciativa del gobierno nacional de una modificación de la ley nacional que establece el pago del subsidio, lo que reduciría la alícuota del 5 por mil, pretendiendo disminuir la distribución al Sistema Nacional de Bomberos Voluntarios, lo que perjudicaría enormemente la prestación del servicio y vulneraria los derechos reconocidos por la ley.

Desde el partido vecinal Somos San Martín, el referente Rodrigo Estigarribia se manifestó al respecto y dijo: “Nos solidarizamos con los Bomberos Voluntarios de todo el país, son vecinos y amigos que todos los días de se juegan la vida por el prójimo. Es una de las profesiones más nobles y los vecinos de San Martín debemos sumarnos y acompañar su reclamo, el ajuste no puede seguir. Con los Bomberos Voluntarios no”.